Decenas de casas se han visto dañadas por los sismos.

Nacionales

“¡Niñas salgamos, esta casa se va a caer!”

Yessica Espinoza

martes 8, mayo 2018 • 12:03 am

Compartir

“¡Niñas salgamos, esta casa se va a caer!”, gritó Sandy Martínez el domingo en la mañana cuando un fuerte sismo sacudió su casa. Por suerte, no se derrumbó pero se agrietó.

“La niña de ocho años me decía: mami se nos arruinó la casa y apenas la estábamos estrenando. Yo le respondía: si hija, pero gracias a Dios a ustedes no me les pasó nada”.

La casa de Sandy se dañó con el enjambre sísmico que ha sido localizado entre Chirilagua, en San Miguel e Intipucá, en La Unión, desde el fin de semana. La casa de adobe en la que vivían ahora es insegura porque los temblores agrietaron las paredes vertical y horizontalmente.

“Con gran sacrificio habíamos hecho la casita, unos hermanos nos ayudaron a hacerla de abobe porque por 10 años la tuvimos de lámina y ahora no podemos estar ahí porque con otro temblor nos cae encima”, relata.

Entre lágrimas, recuerda que una de sus hijas muy triste le dijo que su casa se había arruinado cuando recién la “estrenaban” y ella, de una manera sabia, le respondió que prefería quedarse sin casa pero verlas a ellas ilesas.

“Mientras no se quiten los temblores aquí vamos a estar (en el albergue). Ojalá Dios haga la obra y ya no siga temblando”, agregó.