Jesús Toscanini convirtió un doblete para San Roque de Lepe ante Xerez CD (4-1), en marzo del 2019. / Cortesía

Deportes

“Ni en mi país me trataron tan bien como en Opico” Con gran cariño recuerda el charrúa su paso en el Juventud Independiente en 2013, equipo con el que se consagró campeón goleador en el torneo Apertura de ese año.

Omar Gutiérrez

viernes 15, mayo 2020 • 12:00 am

Compartir

El delantero uruguayo, Jesús Toscanini, charló con Diario El Mundo sobre la experiencia en el fútbol salvadoreño, en especial su etapa en el Juventud Independiente al que recuerda con mucho cariño por el trato recibido durante su militancia en el equipo de San Juan Opico en 2013.

“Ni en mi país me trataron tan bien como la gente de (San Juan) Opico, por eso yo le tengo un cariño grande, mi rendimiento se debía a eso, porque la gente siempre me preguntaba cómo estaba, me ayudaban con algunas cosas ”, relata Toscanini desde su casa en el pueblo de Lepe de la provincia de Huelva, España, donde pasa el confinamiento por el Covid-19.

El país ibérico acumula 228 mil 961 casos confirmados y 27 mil 104 fallecidos.

Toscanini llegó a Juventud Independiente para el Apertura 2013, torneo en el cual fue campeón goleador. El charrúa fue el jugador bandera del equipo que buscó ser protagonista en ese torneo y en el Clausura 2014, pero C.D. FAS e Isidro Metapán frustraron sus intenciones de llegar a semifinales.

El uruguayo recuerda que cuando llegó “el profe Ramón (Sánchez) fue claro conmigo porque me dijo que como extranjero tenía que marcar la diferencia. En el equipo estaba Darwin Cerén  que tenía un buen momento, por bandas tenía a Oscar Cerén y la “Cabrita” Portillo que me surtía los centros por partido, era casi imposible que no tuviera una situación clara de gol, pero el equipo tenía muchos recambios y era un plantel bastante comprometido, quedamos con ese sabor amargo de no llegar a una final”, dijo.

Por su parte, Toscanini tenía una celebración muy peculiar al estilo de “ametralladora”.. “Antes de llegar a El Salvador en la segunda división de Uruguay con el Club Atlético Torque, salí tercer goleador del torneo, los últimos partidos, hablando con mi hermano, me tomaba los partidos que era como una guerra, él me decía cuando hagas un gol tira balas y festeja, lo celebré en Uruguay, me quedó y en Juventud me encontré con mi nivel y dije que lo haría, me sorprendió que tuvo una gran repercusión, tanto en los niños y los adultos. Después me lo suspendieron, pero pensé que sólo era una celebración de fútbol”.


El ex atacante opicano no pudo llegar al nivel de Juventud Independiente en Alianza como Limeño, donde en este último “me pasó de todo, tuve salmonella, me rompieron el tobillo contra Dragón, tuve una rotura fibrilar, después en un partido salgo a los 30 minutos porque me lastimaron el ojo con un codazo, ahí no tuve suerte, Limeño nunca conoció al Toscanini de siempre”.

Toscanini juega actualmente en el San Roque Lepe de la tercera división de España, sin embargo la pausa por la pandemia del Covid-19 le ha afectado en su carrera futbolística. “Veníamos bien en el torneo pero se nos suspendió y eso conlleva a que los cobros de salario sea un poco más difícil, hay que llegar a un arreglo, desde febrero que no cobramos aquí, pero con el club arreglamos el 50% de salario”,

“Aún espero jugar cuatro años más en el fútbol, pero yo siempre fui un jugador que trató de aprovechar el tiempo y entrenar cuando nadie te  ve, estar preparado, más cuando uno pasa los 30 años que tiene que entrenarse más que los jóvenes porque si no te sacan una diferencia muy grande, aquí en España, me toca jugar con filiales y equipos de primera división que son del Betis o Córdoba que tienen jugadores jóvenes y rápidos que si uno no entrena y se prepara no puede competir con ellos”, finalizó.