VOTA. Emite el sufragio en el Complejo Educativo Concha viuda de Escalón, acompañado de su familia

Política

Muyshondt se encomendó a Dios antes de votar

Roxana Lemus

lunes 5, marzo 2018 • 12:14 am

Compartir

Tras visitar diferentes centros de votación, donde -según dijo- “llegó a agradecer a los defensores y orientadores” que realizarían “una labor patriótica durante el proceso electoral”, Ernesto Muyshondt ingresó a las 5:56 a.m. a la iglesia Don Rúa muy sereno y confiado en los resultados.

A la par de su esposa, quien estuvo con él todo el día, Muyshondt escuchó atento la palabra de Dios, mientras el sacerdote pronunciaba frases como “que siempre estemos mirando a los más débiles”  y que el creador “nos inspire y podamos hacer las cosas de la única manera que se deben hacer: bien hechas”.

El candidato no solo dobló sus rodillas, rezó el padre nuestro y dio la paz del señor, también compartió con los feligreses que le saludaron y dieron ánimos antes de su salida del templo.

“Venimos a dar gracias a Dios y encomendarnos al creador; el llamado a la gente es que asista a las urnas”, dijo.

Un apretón de manos con Mauricio Interiano, presidente del Consejo Ejecutivo Nacional de ARENA (Coena), quien también asistió a la iglesia Don Rúa, anticipó luego un desayuno en familia.


Rodeado de su hermano, Gerardo Muy­shondt; su cuñada, Patricia Canales; y sus dos sobrinos, el candidato y su esposa desayunaron en un restaurante de la colonia San Benito, en San Salvador, de donde posteriormente se dirigieron a cumplir una agenda que le permitiría estar a las 9:30 a.m. en el Complejo Educativo Concha viuda de Escalón. En el lugar, una  batucada y muchos simpatizantes de ARENA esperaban ansiosos por acompañar al candidato hasta la JRV 413, donde emitió el sufragio, la misma urna donde sus progenitores votaron minutos antes que él.

Desde la salida del templo hasta su llegada al centro de votación, Muy­shondt sonreía, saludaba a niños, jóvenes y ancianos; a personas en sillas de ruedas o con muletas y a todo aquel que se detenía para saludarlo y tomarse con él una selfie.Esa fue la actitud, misma que acentuaba su confianza en el proceso electoral, aun cuando al salir de la Concha viuda de Escalón lo esperaban banderas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que eran manipuladas por simpatizantes del mismo partido.

Tras el ir y venir de medios televisivos, Muyshondt llegó por la tarde al Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco), lugar donde le negaron a él y su esposa la entrada al pabellón 1.

Con ofensas y empujones de simpatizantes del FMLN, que impidieron al candidato acompañar a su cuñada a emitir el sufragio, terminó una jornada que a las 4:00 a.m. arrancó con buen ánimo y lo mandó al descanso confiado en los resultados.