Ernesto Muyshondt, alcalde de San Salvador. / DEM

Política

Muyshondt dice no tiene interés en el Coena

Redacción DEM

martes 5, marzo 2019 • 12:00 am

Compartir

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, sos­tiene que no tiene interés en participar como candidato a miembro del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena (Coena), sino en que el partido haga reformas.

“No me interesa parti­cipar como candidato a una planilla, me interesa participar en el sentido de que el partido haga todas las reformas correspondientes que se revisen las cosas en que nos hemos equivocado, me interesa que se cambien esas reglamentaciones absurdas”, expresó ayer.

Muyshondt se queja de que Arena es el único partido político “en el mundo” que prohíbe a funcionarios elegidos popularmente a optar a un cargo en la dirigencia; y que prohíbe a los dirigentes optar a cargos de elección popular. “Eso es absurdo, un experimento que no tiene razón de ser y algo que nunca debimos haber hecho, nos ha pasado muchísimas facturas”, señaló.

¿Se están afectando sus aspiraciones?, le preguntó un periodista, por su condición actual de alcalde. “No, independientemente se reforme o no los estatutos, yo no estaría interesado en ser parte de la próxima dirigencia, creo que debemos revisar la forma en que elegimos a nuestras autoridades”, respondió.

Afirmó que le interesa que los liderazgos territoriales tengan un rol más protagónico en la toma de decisiones del partido. “Es la gran ventaja que tiene Arena, esa gran capacidad territorial que tiene Arena a través de 140 alcaldes que gobernamos más del 70 % de la población”, afirmó.

El funcionario municipal reconoció que él no puede aspirar a la reelección en el Coena. “Caímos en la trampa de adoptar estas reglamentaciones”, dijo.


Después de perder más de 600,000 votos, el partido Arena se debate internamente por el estilo de renovación que deben tener. Dentro de la fracción arenera cuatro diputados han respaldado iniciativas promovidas por el presidente electo Nayib Bukele y han criticado duramente a la dirigencia. Ellos se quejan de que la fracción legislativa no les está permitiendo el ingreso a las reuniones.