Dos soldados han sido detenidos por el delito de homicidio, en perjuicio de Quezada. / Cortesía

Nacionales

Muere pandillero tras no atender señal de alto en retén en San Martín

Enrique García

viernes 8, mayo 2020 • 12:01 am

Compartir

La Fiscalía General de la República informó del asesinato  de un pandillero del barrio 18, facción sureños, identificado como Elías Arnulfo Quezada Marroquín, quien se conducía a bordo de un vehículo, tipo sedán, gris, en el kilómetro 15 de la carretera Panamericana, a la altura de la colonia Los Ángeles, en San Martín, al oriente de San Salvador.

El reporte fiscal indica que, ayer, a las 8:15 de la mañana un retén con nueve soldados y dos policías le hizo una señal de alto y este no atendió.

Al no parar arrolló a un motociclista que había sido detenido para que justificara su presencia en la calle; los efectivos persiguieron al vehículo, y un kilómetro después chocó contra otro vehículo placas particulares, estacionado, frente a la colonia Los Ángeles.

La fiscalía dice que el segundo vehículo era conducido por un policía, que esperaba a su esposa para llevarla al trabajo.

El agente y otras tres personas más, que se encontraban a la orilla de la carretera, resultaron lesionados.

Mientras que el conductor del carro culpable murió al instante, según la información policial.


Por su parte, los familiares, sospechan que murió por un disparo de arma de fuego, en la espalda, tal como se los habría manifestado un fiscal del caso.

La fiscalía confirmó la detención de dos miembros de la Fuerza Armada de El Salvador, por supuestamente, haber disparado.

Testigos dijeron haber escuchado disparos de arma de grueso calibre, provenientes del lugar del accidente.

La policía presume que Quezada, quien residía en la colonia Nuevos Horizontes, huía y por eso no respetó la señal de alto. Un familiar del fallecido argumentó que se pasó el retén, porque si lo capturaban lo llevarían a cuarentena.

El familiar defendió que el joven trabajaba como taxista pirata y que no pertenecía a pandillas, aunque reconoció que había estado preso por el delito de resistencia.