En catedral metropolitana hubo misa habitual, porque no reúne más de 75 personas, dijo el arzobispo. / Archivo DEM

Nacionales

Misas y actos de Semana Santa podrían cancelarse La iglesia católica asegura que está en disposición de acatar las medidas que adopte el gobierno.

Enrique García

lunes 16, marzo 2020 • 12:01 am

Compartir

Las iglesias María Auxliadora “Don Rúa” del barrio San Miguelito, y la Inmaculada Concepción, de Santa Tecla, ayer amanecieron con sus portones cerrados, acatando la alerta roja, emanada por el Gobierno Central.

No así otros templos, como Catedral Metropolitana y la Iglesia El Calvario, en el Centro Histórico, que oficiaron misas con normalidad.

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar está conciente que para los actos masivos se debe pedir  permiso especial, a las autoridades, pero las misas de todos los días no reúnen a 75 personas.

“Queremos decirle al santo pueblo de Dios que estamos cerca de ellos, ahora más que nunca y por eso nuestro deseo de tener, en la medida de lo posible, las celebraciones; si ya no es posible, entonces las vamos a suspender”, dijo ayer en conferencia.

El religioso aclaró que se desconoce como será el comportamiento del virus y cual será la forma en que afectará a la población.

Dijo que se encuentra en constante comunicación con todos loa sacerdotes para tomar las mejores providencias.


Escobar Alas dijo que no podía adelantar la programación para Semana Santa, porque no saben como afectará el virus.

Señaló que el régimen de excepción aprobada es para 15 días, y que si se sale bien de la cuarentena, posiblemente se levante antes y  se podría tener una celebración normal.

“En este momento estamos en las manos de Dios,y debemos confiar en él, pero tampoco cruzarnos de brazos, es el momento de sacar lo mejor de nosotros mismos y hacerle frente a esta situación”, dijo el prelado de la iglesia católica salvadoreña.

Escobar Alas manifestó que deben atender las medidas que está tomando el Gobierno ante la emergencia del coronavirus.

Adelantó que podrían dialogar con el Gobierno y deducir lo que más le conviene al pueblo. “Por el momento es bastante difícil resolver la tarea, pero si es necesario en un momento hacerlo, con el dolor del corazón lo vamos hacer (suspender los actos religioso). Si es necesario en algún momento que nuestros templos sirvan para otras funciones para atender la crisis, lo vamos hacer”, dijo.

Ayer, la iglesia María Auxiliadora, conocida como “Don Rúa”, decidió transmitir su celebración eucarística, a través de Facebook Live, pero mantuvo abierta la capilla del santísimo, para quienes quisieran llegar.