Nacionales

“Mis hijos crecieron con los muchachos capturados”

Roque Pino

sábado 8, octubre 2016 • 12:01 am

Compartir

Juan Ardón, de 58 años de edad, y su esposa, Yanira Campos, de 54, resienten la situación de violencia en el cantón El Castaño, en Caluco, Sonsonate. Este matrimonio regresó a su casa ubicada en la zona, tras permanecer en el albergue proporcionado por la municipalidad.

A su llegada, Campos recuerda con tristeza las capturas de los miembros de la pandilla 18 sureños, acusados de amenazar y delinquir en El Castaño.

“Mis hijos crecieron y jugaron con ellos”, es más, “antes de irnos yo los veía armados, con escopetas, pistolas y cuchillos”, detalló. “La verdad no tengo miedo de regresar, porque nunca me amenazaron”, aseguró. Sin embargo, este matrimonio dijo salir del cantón tras el desplazo de las demás familias. Al ver esa escena, Juan y Yanira admitieron sentirse “solos y desprotegidos”.

Ambos viven en una casa construida con adobe y láminas. Sus hijos decidieron migrar hacia los Estados Unidos, en 2011, en busca de oportunidades laborales.