David Martínez, ministro de Agricultura, aseguró que el plan de rescate busca reducir las importaciones de frutas y verduras. /Cortesía

Economía

Ministro de Agricultura dice que “compramos caro el desperdicio de los países vecinos” El Ministerio de Agricultura destaca que El Salvador importa quesos desde Nicaragua, pero sin estándares de calidad. Además, compra frutas y verduras de baja calidad.

Uveli Alemán

martes 1, junio 2021 • 4:24 pm

Compartir

El ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), David Martínez, manifestó que El Salvador importa “desperdicios” de alimentos de los países vecinos “extremadamente caro”.

El Salvador importa frutas y verduras de Guatemala y Honduras, además de lácteos desde Nicaragua debido a que su producción es insuficiente para atender la demanda nacional. Martínez, que sustituye a Pablo Anliker, afirmó que “todos los países vecinos se aprovechan del mercado salvadoreño” porque se compra la tercera y cuarta producción.

“Pero lo importamos a un precio de primera, es decir, nosotros somos un país dolarizado que compramos extremadamente caro el desperdicio de los países vecinos”, manifestó el titular del MAG en la entrevista de Frente a Frente, de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

Martínez indicó que el resto de países exportan a Estados Unidos la primera producción de alimentos (de mejor calidad), la segunda queda para consumo propio, mientras que la tercera y la cuarta la mandan a El Salvador.

En 2020, el precio de las frutas y verduras aumentó durante los meses de mayor confinamiento debido a que los productores de Guatemala y Honduras no salían al campo por temor a contagios.

$830MillonesUnos $830 millones se importan de alimentos en cárnicos, pescados, hortalizas y frutas, según el Minec en 2018.

“¿Cómo va a competir el productor local si primero tiene las condiciones de producción más caras de la región y tiene que competir con el precio de la tercera y cuarta de los países vecinos?”, agregó.


También “hay que ser bien críticos” porque los “tratados de libre comercio han sido negociados en contra del productor”, al punto que si El Salvador envía lácteos a Costa Rica cobran un arancel del 17 % pero ellos entran al mercado salvadoreño a tasa cero o, por el otro lado, se importan quesos desde Nicaragua sin estándares de calidad.

Viene tomate de Honduras, el día que mandan el tomate de Honduras para El Salvador le ponen glifosato que es un veneno extremadamente peligroso y no hay control (…) tenemos que ver medidas, no arancelarias, para proteger la salud del salvadoreño”.

El Ministerio de Agricultura se encuentra buscando fondeo para el Plan Maestro de Rescate Agropecuario se pretende llevar la producción local a un “estándar mínimo” para “no tolerar” que los países vecinos envíen alimentos de tercera y cuarta categoría.

Dicho plan contempla dos fideicomisos que en conjunto suman $1,290 millones para aumentar la producción en granos básicos, frutas, hortalizas, productos de mar y cárnicos. La Asamblea Legislativa aprobó estos instrumentos para que el MAG gestione recursos a través de préstamos.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), un país se encuentra en riesgo cuando importa el 30 % de su consumo. Según el MAG, El Salvador compra en promedio el 80 % de los alimentos que demanda su población.

La FAO ha señalado que, según un estudio del Ministerio de Economía de 2018, El Salvador importa el 95 % de zanahorias, 95 % de lechuga, 80 % de tomate, 96 % de cebolla, el 90 % de papas, además un 96 % de melón, 86 % de papaya, 63 % de plátano, 83 % de banana o un 65 % de aguacate.

También importa el 26 % de leche, un 59 % de carnes de res, mientras que un 28 % de carne de cerdo y un 74 % de pesca y acuicultura.

LE RECOMENDAMOS: Importaciones de frijol crecieron más del 100 % en 2020