Francisco Castaneda afirmó que hay psicólogos atendiendo a los niños en los albergues. / Diego García

Nacionales

Mined reporta 40 escuelas dañadas

Roxana Lemus

miércoles 10, octubre 2018 • 12:03 am

Compartir

Durante un recorrido por la zona costero marina, el viceministro de Educación, Francisco Castaneda, indicó ayer que hay 40 centros escolares  dañados debido a las lluvias que iniciaron el pasado 5 de octubre y que hoy se espera comiencen a disminuir en todo el país.

“A nivel nacional tenemos 40 centros escolares verificados con daños, aunque me están dando un dato, que es hasta las nueve de la mañana de este día (ayer), que es probable que lleguemos a un total de 70 centros escolares con daños”, expresó.

Señaló que en su mayoría, los centros educativos presentan daños en techos, servicios sanitarios, inundaciones o filtraciones en los pisos.

“Hemos encontrado centros escolares con daños en techos, filtración de agua, con servicios sanitarios hundidos; en la zona rural todavía tenemos servicios sanitarios de fosa y eso con el crecimiento del nivel freático del agua se vuelven un foco de contaminación, esas son las primeras acciones que vamos a tomar en el tema de servicios sanitarios”, apuntó.

Castaneda sostuvo que también hay escuelas muy cercanas a las playas, condición que las vuelve susceptibles a inundaciones como es el caso del Centro Escolar Barra Salada, en Sonsonate, donde aseguró que hay alumnos que cruzan ríos y quebradas.


El viceministro realizó ayer un recorrido por las escuelas de Barra Salada, cantón El Amatal y El Presidio, todos del departamento de Sonsonate, para verificar las condiciones de éstas, así como el fiel cumplimiento de la suspensión de clases y las condiciones de los niños albergados en los centros escolares.

Según Castaneda, el Ministerio de Educación (Mined) asignará fondos para atender las afectaciones de los centros educativos.

Desde el pasado domingo diferentes escuelas a nivel nacional funcionan como albergues para atender a personas que han resultado afectadas por las lluvias.