La línea entre la fantasía y la realidad será más difusa esta semana cuando arranque en San Diego, California, la convención de cómics Comic-Con.

Escena

Miles sacan a relucir su lado friki en el Comic-Con de San Diego

AFP

miércoles 18, julio 2018 • 12:00 am

Compartir

La línea entre la fantasía y la realidad será más difusa esta semana cuando arranque en San Diego, California, la convención de cómics Comic-Con.

Decenas de miles fanáticos disfrazados con los trajes de licra de sus personajes favoritos invadirán esta ciudad fronteriza con México por cinco días -del 19 al 22 de julio- en lo que se considera la mayor celebración de la cultura pop.

La edición 49 de Comic-Con tendrá anuncios de películas, televisión y, claro, historietas.

Pero muchos quedarán frustrados con la decisión del gigante Disney de no llevar a su convención al universo Marvel, a pesar de los récords registrados este año con “Pantera negra”, “Avengers: Infinity War” y “Ant-Man and the Wasp”.

“Va a ser un año interesante”, dijo el editor en jefe del sitio SyFy Wire, Adam Swiderski, en un vídeo previo al inicio del evento. “Muchos de los grandes nombres como ‘Marvel’, ‘Star Wars’ y ‘Game of Thrones’, que dominaron pasadas convenciones, no estarán aquí, lo que da chance a otros de entrar en el foco de atención”.


Disney tiene su bienal D23 y seguramente será allí que haga sus grandes anuncios.

Desde que comenzó en 1970 como una reu­nión con un par de docenas de aficionados intercambiando revistas de cómics, la convención explotó en popularidad y cada año atrae a unas 130.000 personas entre fanáticos disfrazados, ejecutivos de cine y blogueros.

Fue descrita por la revista Rolling Stone como “el Super Bowl de la gente a la que no le gusta ver el Super Bowl”.

Los más devotos acampan por días para ser los primeros en entrar al centro de convenciones, tomando turnos con familiares y otros fans para ir al baño, comer y dormir.