Reos participan en programa Yo Cambio. /DEM

Nacionales

Mil reos de baja peligrosidad a nuevo reclusorio Residentes cercanos al penal demandaron la pavimentación de la calle y reubicar una planta de tratamiento.

Enrique García

viernes 8, diciembre 2017 • 12:03 am

Compartir

Con mil reos de baja peligrosidad comenzó a funcionar el primer Centro de Detención Menor “La Esperanza”, situado contiguo al penal del mismo nombre, más conocido como Mariona, al norte de San Salvador

La obra, valorada en $3,066,786.75 albergará más de tres mil internos, procesados por delitos menores y que también tengan avances en su proceso de rehabilitación, explicaron autoridades de Justicia y Seguridad Pública.

También tienen que cumplir otros requisitos como que los delitos cometidos no estén contemplados en la Ley contra el crimen organizado y actos de terrorismo, explicó el ministro de Justicia, Mauricio Ramírez Landaverde.

Dos reclusorios similares, con igual capacidad, serán construidos en Izalco y Santa Ana en el primer trimestre del 2018.

El funcionario recalcó que los internos que sean trasladados a esa nueva cárcel están siendo seleccionados por los equipos técnicos y criminológicos.

Son reos en fase ordinaria, con funciones y características para realizar trabajos comunitarios, explicó.


El primer trabajo que realizarían será la reparación de unas mil escuelas públicas y su respectivo mobiliario.

Por cada día trabajado serán beneficiados con dos días de condena menos, explicó el director de Centros Penales, Marco Tulio Lima.

La nueva infraestructura carcelaria está enmarcada dentro de la reforma penitenciaria que se implementa en las cárceles, la cual propicia que los reos sean entes útiles a la sociedad, explicó.

Las instalaciones  disponen de áreas administrativas, clínicas, cuadras para los custodios y salón de usos múltiples.