Archivo

El Mundo

México condena de “inaceptable” la esterilización de seis de sus migrantes en EEUU El gobierno aseguró que investigan si seis mexicanas fueron esterilizadas sin su consentimiento en un centro de detención de migrantes en Georgia, EEUU.

Javier Maldonado con reportes de AFP

martes 22, septiembre 2020 • 11:11 pm

Compartir

El gobierno de México investiga si seis mexicanas fueron esterilizadas sin su consentimiento en un centro de detención de migrantes en Georgia, Estados Unidos, informó este martes el canciller Marcelo Ebrard.

Tenemos contacto con ya seis (mexicanas) de las que potencialmente podrían haber estado sujetas a este tipo de procedimiento (...). Es algo inaceptable que rechazamos de antemano", dijo Ebrard durante la conferencia diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador

El funcionario indicó que se declaró una "alerta consular" en Estados Unidos, luego de que la semana pasada una organización defensora de migrantes denunció la presunta realización de esterilizaciones forzadas en Irwin, Georgia.

Personal consular mexicano, añadió, está por concluir las entrevistas con estas seis mujeres para poder tener mayores elementos que confirmen si realmente fueron sometidas al procedimiento.

Esto tiene que esclarecerse. En su caso, si se confirma, es un asunto mayúsculo y no sólo (debe) sancionarse sino tomarse otras medidas". Marcelo Ebrard, canciller de México

La semana pasada, la organización Project South, con sede en Atlanta, Georgia, denunció que al menos 17 mujeres fueron sometidas a procedimientos de esterilización, que habrían incluido el retiro de órganos reproductivos, sin su consentimiento o sin tener la información necesaria.


Esto llevó a la congresista demócrata Pramila Jayapal a exigir una investigación de los hechos.

La principal fuente de la denuncia es una enfermera que trabajó en el centro de detención de migrantes de Irwin.

Conclusiones

Al menos 17 mujeres migrantes fueron sometida a las histerectomías. Hasta el momento sólo México ha confirmado que seis de las víctimas de esterilización forzada en un centro de detención de Georgia son connacionales.