Homenaje a las víctimas de la matanza de la plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, en México -Europa Press

El Mundo

México busca retirar el nombre de represores a lugares públicos

Europa Press

sábado 3, octubre 2020 • 8:56 am

Compartir

El Gobierno federal mexicano ha puesto en marcha una iniciativa para retirar de sitios públicos el nombre de responsables de la represión del periodo 1960-1980 bajo el nombre de Plan Verdad y Memoria Histórica del Pasado Reciente.

No puede ser que tengamos en Puerto Vallarta un aeropuerto (con el nombre de) Gustavo Díaz Ordaz o el de otras personas que cometieron actos criminales contra mexicanos". Alejandro Encinas/Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación

Este es "el primer paso para esclarecer los hechos de periodos oscuros del país". Encinas se ha referido en particular a la matanza estudiantil de la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, perpetrada el 2 de octubre de 1968. "El 2 de octubre no se olvida", no por "nostalgia o amargura", sino por "reivindicación de ideales".

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha destacado la importancia de abrir la memoria histórica de la ciudad y del país con el fin de conocer la verdad de lo acontecido en la segunda mitad del siglo XX y ha subrayado que "la única forma de lograr la reconciliación es abrir la verdad, ofrecer perdón como Estado e iniciar una historia distinta".

En este simbolismo es cuando nos reconocemos y nos sentimos orgullosos de pertenecer a este gran movimiento que hoy representa la Cuarta Transformación, que no podría ser sin esta posibilidad de desvelar la más negra historia, con el fin de curar heridas y sanar". Claudia Sheinbaum/Jefa de Gobierno de Ciudad de México

Dentro de este plan se revisarán 8.000 cajas con expedientes de la extinta policía política --la Dirección Federal de Seguridad--, la Dirección de Investigaciones Políticas y el Ejército mexicano, y se investigarán casos como los ocurridos en el conocido como Campo Militar Número 1. Además se incluirá en el temario de educación básica y media el respeto a los Derechos Humanos.