A cuatro meses que Meghan Markle contrajera nupcias con el príncipe Enrique, la duquesa de Sussex reveló un íntimo detalle acerca de su vestido de novia, con el cual rindió tributo a su ahora esposo y que también demuestra siguió la tradición popular de portar algo azul en el día de la boda.

Escena

Meghan sabía que Enrique sería suyo desde la primera cita y esto lo demuestra

Redacción web / DEM

sábado 29, septiembre 2018 • 10:00 am

Compartir

A cuatro meses que Meghan Markle contrajera nupcias con el príncipe Enrique, la duquesa de Sussex reveló un íntimo detalle acerca de su vestido de novia, con el cual rindió tributo a su ahora esposo y que también demuestra siguió la tradición popular de portar algo azul en el día de la boda.

Pero ese detalle especial que llevó consigo para la boda real fue algo muy significativo para ella y para Enrique, ya que se trata de un pequeño trozo del vestido color azul que usó en la primera cita que tuvo con el príncipe.
El pedazo de tela azul estaba escondido en su largo velo de cinco metros. “En algún lugar de aquí hay una pieza de tela azul cosida en el interior; ese era mi algo azul. Es tela del vestido que usé en nuestra primera cita”, revela Meghan en el nuevo adelanto del documental de HBO “Queen of the World.

El velo también tuvo un nexo especial con la Commonwealth, ya que el tul de seda con 53 flores bordadas a mano, en hilos y organza, representan las 53 naciones de la Commonwealth, la familia de naciones vinculadas al Reino Unido.

"Creo que entendemos cuán importante es para nosotros la Commonwealth y el papel que desempeñaremos, y el trabajo que vamos a seguir haciendo dentro de países que pertenecen a ella”, explicó en el documental.