mirna-elizabeth Mirna Sánchez, estudiante de jurisprudencia. / Jair Martínez

Nacionales

“Me dijeron que estudiar no me convenía”

Alexandra Torres

sábado 1, octubre 2016 • 12:00 am

Compartir

Una lesión en la médula y una fractura en el fémur no han detenido a Mirna Sánchez, quien estudia segundo año de jurisprudencia en la UES.

Después de ser víctima de la violencia y fracturarse por la inaccesibilidad en la universidad, Mirna decidió continuar

“Si nosotros no nos hacemos valer, nadie va a velar por nuestros derechos. Decidí irme a una asociación y busqué patrocinadores”, relata.

Después de ser diagnosticada con paraplejía, Mirna y sus deseos de estudiar no cesaron; regresó y tuvo un accidente por lo inaccesible de la infraestructura de la universidad.

“Fui a parar de nuevo al hospital. Me fracturé el fémur, me colocaron una placa de 11 clavos que incluso la tengo, pero ahí me vi otra vez, que se me estaba bloqueando lo que deseaba. Ahí hasta mi familia ya no me quería ayudar, me decían: ‘ya ves por querer estudiar, no te conviene’ y cosas así”, señala la futura abogada.

Agrega que muchas barreras ya fueron superadas, dentro del Alma Máter; sin embargo, aún siguen algunas como el acceso hacia los cubículos de los docentes “hay muchas gradas para subir”, dice Mirna Sánchez.