Claudia Valenzuela Díaz, candidata a diputada por Nuestro Tiempo.

Política

“Más que reelección, cómo se ejercen los pesos y contrapesos”

Saraí Alas

lunes 5, octubre 2020 • 3:00 am

Compartir

Claudia María Valenzuela Díaz es una diplomática de carrera que busca convertirse en diputada propietaria de la Asamblea Legislativa en 2021 por el partido Nuestro Tiempo. Ha sido asesora de la misión permanente de El Salvador en las Naciones Unidas y ha representado al país ante la Corte Internacional de Justicia y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Actualmente, se desempeña como ‘coach migratorio’. Se identifica como humanista y centro derecha “en línea con los ideales del partido” que representa. Su agenda legislativa, dice, será fortalecer la administración pública, la transparencia, la inclusión de los salvadoreños en el exterior y la educación.

Valenzuela no ve necesaria una reforma a la Constitución de la República, más bien, cree que se debe hacer cumplir la Constitución actual.

 

¿Qué la motivó a ser candidata a diputada?

He decidido ser diputada porque me permitirá estar en el escenario nacional de la administración pública y tener impacto a nivel nacional en políticas públicas. También, veo que puedo aportar en el fortalecimiento de la presencia del país en los foros internacionales, dando vigencia a los instrumentos internacionales de los cuales somos parte, definiendo y estableciendo las prioridades de las personas.

 


La igualdad de género no es tangible en el país. ¿Apoyaría una ley de igualdad de género?

Definitivamente, me parece que hay que contribuir a generar espacios para que más mujeres participen del quehacer público. Por ejemplo, se necesitan más mujeres en puestos políticos, en cargos de decisión, más en un país mayormente de mujeres.

 

¿Considera necesaria una reforma a la Constitución?

Me parece que, más que hablar de reelección, deberíamos hablar de cómo se ejercen los pesos y contrapesos de los órganos de Estado, y cómo es fundamental rendir cuentas de toda gestión. Creo que, más que pensar en reformas, nuestro deber es hacer cumplir la Constitución.

 

¿Está a favor de la pena de muerte?

Estoy a favor de un sistema judicial que funcione y que realmente lleve a un cambio de la persona sin necesidad de llegar a la pena de muerte. Un sistema penitenciario que contribuya a la rehabilitación, a la creación de segundas oportunidades.

 

¿Está a favor de despenalizar el aborto en sus cuatro causales?

Soy respetuosa de la Constitución, es importante resolver lo que está pendiente desde 2007 y que la Sala de lo Constitucional le ha exigido a la Asamblea Legislativa y es el de construir un marco jurídico para resolver la colisión de derechos cuando la vida o la salud de la madre esté en juego.

 

¿Qué opina de que los gobiernos negocien con las pandillas?

Soy respetuosa de la Constitución y de las leyes salvadoreñas, no se puede negociar sin tener habilitación para ello. En una negociación se necesitan dos partes, al sentarse con un grupo o persona está legitimando o dando un estado de igualdad y con la delincuencia no se negocia. Estoy convencida que, para que avancemos como país en la reducción de violencia y criminalidad, es necesario implementar políticas sociales, integrales, que incorporen una variedad de enfoques y oportunidades.