Escena

Marvel explica por qué eliminó a Doctor Strange de Wandavision

Europa Press

martes 4, mayo 2021 • 2:00 pm

Compartir

No eran pocos los fans que, sabedores de la confirmada presencia de Elizabeth Olsen (Wanda Maximoff) en la secuela de Doctor Strange, esperaban ver al personaje de Benedict Cumberbatch en Bruja Escarlata y Visión (WandaVisión). La ausencia del Hechicero Supremo fue una decepción para muchos seguidores marvelitas ya que su presencia estaba prevista en un principio... pero finalmente Marvel decidió eliminarla. Una decisión que ahora Kevin Feige, máximo responsable del Universo Cinematográfico intentó explicar.

En una entrevista concedida a la revista Rolling Stone, Feige reconoce que el propio Benedict Cumberbatch, en realidad filmó su cameo, pero finalmente la secuencia terminó siendo descartada en la sala de montaje. Una determinación que se tomó por una razón esencial: no robarle protagonismo a Wanda en el desenlace de su serie.

Algunas personas podrían decir: 'Oh, habría sido genial ver a Doctor Strange', pero eso nos habría alejado de Wanda. No queríamos que el final de la serie se convirtiera en algo promocional al enlazar con la siguiente película (Doctor Strange in the Multiverse of Madness)". director de Marvel Studios.

"Aquí llega el hombre blanco y dice: 'Déjame enseñarte cómo funciona este poder'", señaló Feige en la entrevista.

En lugar de la aparición mesiánica de Strange, el final e final de WandaVision muestra a Wanda convirtiéndose en la Bruja Escarlata sin la ayuda de ningún otro personaje y, después de abandonar WestView y revocar el Hechizo, aprendiendo ella misma cómo funcionan su poderes y su magia a través del estudio del Darkhold, el libro de magia oscura que le arrebató a Agatha Harkness.


En todo caso, los caminos de Wanda y Strange sí volverán a cruzarse en Doctor Strange in the Multiverse of Madness cuyo estreno está previsto para marzo del próximo año. Aunque antes el personaje de Benedict Cumberbatch regresará al Universo Marvel en Spider-Man: No Way Home, la tercera película de la saga protagonizada por Tom Holland que verá la luz en los cines en 17 de diciembre de 2021.