Fotografía: Agencia AFP

El Mundo

Maratonista nicaragüense que corría en rechazo a Ortega se exilia en Costa Rica

AFP

miércoles 13, marzo 2019 • 11:51 am

Compartir

Alex Vanegas, el maratonista nicaragüense de 62 años que fue encarcelado durante casi cuatro meses por apoyar las protestas contra el presidente Daniel Ortega, se exilió en Costa Rica poco después de salir de prisión, confirmó este miércoles su hijo.

"Se exilió esta semana, está en Costa Rica. Estaba mal de unos de sus testículos por la golpiza que recibió cuando estaba preso", explicó a AFP su hijo, Byron Vanegas, quien no quiso ofrecer mayores detalles por razones de seguridad.

Tampoco reveló si su padre viajó en busca de asistencia médica o si pedirá refugio en el país vecino.

Vanegas, a quien no le presentaron formalmente cargos durante su reclusión, fue uno de los cien opositores excarcelados el pasado 27 de febrero, antes del reinicio del diálogo del gobierno con la oposición.

Conversaciones que fueron suspendidas esta semana ante la demanda de los opositores de liberar a los restantes "presos políticos".

Conocido popularmente como "el maratonista", Vanegas corría con rótulos en los que pedía la salida de Ortega del poder o recordaba a las víctimas de la represión.


Fue detenido al menos cinco veces de manera temporal y "ultrajado", según contó una vez a la AFP, antes de su arresto más prolongado el pasado 2 de noviembre.

Tras salir en febrero con el beneficio de "convivencia familiar", una modalidad legal de casa por cárcel, fue detenido brevemente al menos dos veces más por salir a las calles a protestar corriendo.

Los excarcelados por el gobierno no tienen derecho a salir de sus casas, trabajar, ir al médico, ni hacer vida social, y son vigilados regularmente y asediados por la policía o vecinos afines al partido de gobierno, según relataron a la AFP algunos de ellos.

Ante esta situación, Vanegas decidió exiliarse en Costa Rica, donde también están más de 50.000 nicaragüenses que huyeron de la represión, tras las protestas que estallaron en abril pasado. Las protestas cesaron en octubre a causa de una ley que castiga la manifestación con hasta 20 años de prisión.

El maratonista apoyó en su juventud la lucha contra la dictadura somocista, que fue derrocada con la revolución de 1979 que encabezó el Frente Sandinista, hoy en el poder.

La violencia en las protestas contra Ortega, que gobierna desde hace 12 años, dejaron al menos 325 muertos y más de 700 detenidos, según grupos humanitarios, así como graves daños a la economía.