En la zona se mantendrá un dispositivo de orientación para los automovilistas. / DEM

Nacionales

Este sábado restringirán el paso vehicular en San Juan Opico por esta razón El periférico Claudia Lars ayudará a mejorar la movilidad para el transporte público, particular y de mercancías.

Roxana Lemus

viernes 2, octubre 2020 • 6:33 pm

Compartir

A raíz de la construcción del baipás que conectará San Juan Opico, en La Libertad, con Sonsonate, las autoridades de tránsito restringirán mañana la circulación en la zona y mantendrán un dispositivo de orientación.

En su cuenta de Twitter, el Viceministerio de Transporte (VMT) informó hoy al mediodía la restricción vehicular y el dispositivo para los conductores que se movilicen por la zona, aunque no se detalla por cuánto tiempo se mantendrá la restricción.

Habilitaremos doble sentido en los carriles que actualmente funcionan de oriente a poniente, sobre carretera a Santa Ana, aproximadamente en un kilómetro de longitud, desde la avenida Francisco Gavidia hasta la gasolinera El Volcán". VMT

Asimismo, indicó que se habilitarán tres carriles desde el desvío a Opico y detalló que el intermedio funcionará para los giros en dirección a Quezaltepeque.

Mientras que el carril del extremo sur permitirá la movilización de poniente a oriente y el carril del extremo norte servirá para la circulación hacia el poniente.

La obra ha sido denominada por el presidente de la República, Nayib Bukele, como periférico Claudia Lars, mismo que mejorará la movilidad para el transporte de público, particular y de mercancías.


El periférico comprende:

  • Un tramo de 10.08 kilómetros de carretera, de los cuales 7. 37 kilómetros será carretera nueva
  • También contará con una ciclovía,
  • Dos puentes,
  • Pasos peatonales
  • Y obras de paso.

En diciembre de 2019, el presidente Bukele, en compañía del embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson, colocó la primera piedra del proyecto, que cuenta con el apoyo de la Corporación Retos del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés) y su socio en El Salvador, Fomilenio II.

El país norteamericano proporcionó $30 millones para el estudio, diseño, supervisión, compra de terrenos y la construcción del periférico.