Según el Acuerdo del Café, firmado en 2017, el refinanciamiento de la deuda se aplicará a 25 años plazos. / DEM

Economía

MAG iniciará en octubre la reestructuración de la deuda cafetalera

Uveli Alemán

miércoles 26, septiembre 2018 • 12:02 am

Compartir

A 17 meses que se firmó el Acuerdo Café para apoyar al sector caficultor, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) iniciará en octubre próximo el proceso de reestructuración de la deuda cafetalera, uno de los principales compromisos del Gobierno y partidos políticos para dar un respiro financiero a los productores.

Sin precisar los lineamientos que aplicarán, Orestes Ortez, titular del MAG, confirmó ayer que “yo creo que iniciamos en octubre este proceso porque ya hemos completado todos los instructivos relacionados al otorgamiento de este financiamiento”. La reestructuración de la deuda arrancaría, agregó, con los $10 millones que transfirió la Asamblea Legislativa al Fideicomiso de Apoyo a la Producción del Café.

Por el momento, “solo está pendiente una reunión del directorio para acordar ya la puesta en marcha de la implementación de la reestructuración”, indicó Ortez, quien también funge como director presidente del consejo ejecutivo del fideicomiso.

La reestructuración de la deuda -que se estima ronda los $240 millones y se acumula desde 2001-, y la renovación de al menos 100,000 manzanas de café, son los principales compromisos que asumió el Gobierno, partidos políticos y productores en la firma del Acuerdo Café en abril de 2017.

Para concretarlo se creó un Fideicomiso de Apoyo Café que administrará $300 millones, de los cuales $150 millones se destinarán a sanear la condición crediticia de los caficultores y $150 millones para el parque cafetalero. Sin embargo, a 17 meses de su firma, aún no se ha concretado ninguna acción.

Solo en el componente de renovación del parque cafetalero, la Mesa del Café avanzó con la gestión de un crédito por $80 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), de los cuales $40 millones los prestaría la institución financiera y los restantes $40 millones el Fondo de Cooperación Internacional y Desarrollo (ICDF, en inglés) de Taiwán.


Con el rompimiento de relaciones con la isla asiática, aún no se sabe si mantendrá el financiamiento o si el BCIE lo adquiriría. “Son los gajes del oficio, hay una demora, se está trabajando una reeducación del préstamo, pero la idea nuestra es seguir apoyando con la banca nacional la producción”, indicó Ortez este martes durante la rendición de cuentas del MAG.

Asimismo, enfatizó que el faltante de $10 millones para financiar la deuda en el presupuesto de 2019 responde a que la institución aún dispone de la suma que transfirió el pleno para este año. Solo se reducirá en $4 millones, pues se incluyó un mayor financiamiento para la compra de semilla de frijol.