El Mundo

Mafias mexicanas se consolidan en Centroamérica

Redacción WEB

miércoles 21, agosto 2019 • 1:19 pm

Compartir

El crimen organizado de México está consolidando su presencia en la región centroamericana, que está siendo empleada por estos grupos como una zona de "servicios logísticos".

"Centroamérica se convirtió en área de servicios logísticos para las redes mexicanas de narcotráfico, lavado de dinero y trata de personas" y delitos conexos, explicó Rubén Hidalgo, director del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos, de Guatemala, informa el periodico El Universal de México.

Hidalgo señaló que, ante la influencia de las mafias mexicanas en el itsmo, "es muy poco probable que Centroamérica disociada y sola pueda superar sus enormes retos en seguridad y justicia".

Añade que la presencia del crimen organizado ha tenido un impacto letal sobre la sociedad y la institucionalidad de la región. "La influencia y manifestación del crimen organizado mexicano en Centroamérica puede ser invisible o dantesca (...) El itsmo es geopolíticamente importante, pero es la suma de países pequeños, instituciones y aparatos de justicia y seguridad frágiles", agregó.

Datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México indican que el número de mexicanos encarcelados en Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá subió de 252 a 272 en el periodo comprendido entre el 31 de diciembre de 2018 y el 30 de junio de 2019. Esa cifra representa el 32.7 % de los 854 mexicanos presos en Latinoamérica y el Caribe hasta junio del presente año.


El periódico añade que de los 1,070 mexicanos presos en América Latina y el Caribe, Canadá, Europa, África, Oriente Medio, Asia y Oceanía, el 80% está recluido en prisiones latinoamericanas y caribeñas.

Sobre los 272 mexicanos detenidos en el itsmo centroamericano, 138 fueron acusados de narcotráfico, 82 de crimen organizado y el resto de otros delitos, lo que reconfirma que los cárteles mexicanos usan la región como puente para trasladar a Norteamérica la droga que proviene del Cono Sur.

Además del flujo de droga, otros sectores del crimen organizado mexicano controlan el movimiento ilegal de migrantes hacia Estados Unidos, apoyados de grupos locales y sudamericanos. Asimismo, señala el medio, en algunas aldeas de Guatemala parte de los negocios ilícitos de la mafia es la compra de pulpas extraídas de las amapolas (para producir heroína), el contrabando de armas, municiones, madera y bienes arqueológicos.