El presidente Nicolás Maduro y la Fuerza Armada se declararon ayer en ofensiva contra los “golpistas”, tras un alzamiento civil y militar en su contra.

El Mundo

Maduro inicia persecución de opositores tras levantamiento

AFP

viernes 3, mayo 2019 • 12:00 am

Compartir

El presidente Nicolás Maduro y la Fuerza Armada se declararon ayer en ofensiva contra los “golpistas”, tras un alzamiento civil y militar en su contra.

Maduro dio señales de una mayor radicalización durante un acto en Caracas con la cúpula castrense y unos 4.500 soldados, transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

“Sí, estamos en un combate, máxima moral en ese combate para desarmar a cualquier traidor, a cualquier golpista”, dijo Maduro en la madrugada en Fuerte Tiuna, principal complejo militar del país.

Repitiendo la consigna “leales siempre, traidores nunca”, pidió a los militares no vacilar a la hora de desarmar conspiraciones opositoras y de Estados Unidos.

“Todos los días vamos a estar en marcha militar”, dijo más tarde, al tiempo que se confirmaba que cuatro opositores murieron en protestas ocurridas el martes y el miércoles.

Sus llamados llegan tras el alzamiento el martes de un reducido grupo de militares bajo el liderazgo de López y Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por más de 50 países.


Armados y con vehículos blindados, los efectivos se apostaron frente a una base aérea de Caracas junto a Juan Guaidó, quien pidió a la Fuerza Armada apoyar a la sublevación.

Pero la cúpula militar ratificó su adhesión a Maduro y 25 rebeldes pidieron asilo en la embajada de Brasil.

“Ha llegado la hora de combatir”, remarcó Maduro, quien se aferra al poder con el apoyo además de China y Rusia, y está confrontado a la peor crisis socioeconómica de la Venezuela moderna.

Trump pide fin de represión

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exigió ayer el fin de la “represión brutal” en Venezuela. “Nuestras oraciones están con el pueblo de Venezuela en su justa lucha por la libertad”, dijo Trump en los jardines de la Casa Blanca al inaugurar junto con su esposa Melania el llamado Día Nacional de la Oración.

“La represión brutal del pueblo venezolano debe terminar y debe terminar pronto”, agregó. “La gente se muere de hambre. No tienen comida, no tienen agua, y éste fue una vez uno de los países más ricos del mundo”.