Los titanes de España buscan consuelo y alivio en la Champions. Por un lado, el equipo azulgrana, que juega hoy 2:00 p.m., busca impulso ante el Dinamo de Kiev ante tan mala racha que acumula en LaLiga donde marcha en la posición 12; mientras que los merengues deberán ganar al Inter de Milan, mañana, para no ver de cerca una eliminación.

Deportes

Madrid y Barça a exámen La Champions League prepara oponentes de altura a los dos titanes de España, que no la pasan bien en el torneo español.

Juan Ventura / AFP

martes 24, noviembre 2020 • 3:15 am

Compartir

Los titanes de España buscan consuelo y alivio en la Champions. Por un lado, el equipo azulgrana, que juega hoy 2:00 p.m., busca impulso ante el Dinamo de Kiev ante tan mala racha que acumula en LaLiga donde marcha en la posición 12; mientras que los merengues deberán ganar al Inter de Milan, mañana, para no ver de cerca una eliminación.

El Barcelona irá a Kiev mermado por las bajas y las dudas, en la cuarta jornada de la Liga de Campeones pero va en busca de una victoria que ate el pase a octavos de final.

El equipo catalán encabeza el grupo G con nueve puntos, tres más que la Juventus, segundo clasificado y lejos del Dinamo y el Ferencvaros, ambos con un punto.

Una victoria permitiría a los azulgranas asegurarse los octavos de final, pero, sobre todo, ayudaría a difuminar la dura derrota liguera del sábado pasado frente al Atlético de Madrid (1-0), que ha vuelto a suscitar dudas sobre el juego barcelonista.

En plena reconstrucción, el equipo azulgrana echa de menos el liderazgo de Lionel Messi, que no acaba de arrancar esta temporada.

El astro argentino apenas lleva seis goles en once partidos oficiales esta temporada, unas cifras inferiores a otros años y hoy no estará en Kiev.


 

Con el plan A.

Por su parte, el Real Madrid no atraviesa un buen momento, pero todavía tiene un hilo al que agarrarse. El equipo merengue tiene que mirar al frente y lo que tiene delante, lo más próximo, es el Inter de Milán de Antonio Conte, Lukaku y Lautaro Martínez.

Y para ello, Zidane podrá contar con gran parte de su equipo A que ha estado los últimos días entre algodones, acumulando bajas y maldiciendo el día en el que el coronavirus entró en las vidas de todos.

Precisamente vidas son las que ya no tiene el equipo blanco en Champions, por ello la victoria es básica, necesaria y fundamental.

Zidane ha conseguido recuperar jugadores en el antiguo Madrigal y sumar efectivos que van cogiendo rodaje para la final en Italia. Nacho y Carvajal han vuelto tras sus importantes lesiones y el equipo ya tiene otro lustre en defensa, a pesar de que sea la zona que más sufre, pero las grandes bajas serán Sergio Ramos y Benzema.