El Mundo

Luisiana se prepara para vientos de más de 225 kilómetros por hora con la llegada de "Ida"

AFP y Europa Press con edición de Javier Maldonado

sábado 28, agosto 2021 • 7:00 am

Compartir


El estado norteamericano de Luisiana está ultimando los preparativos para la llegada en las próximas horas del huracán 'Ida', ya convertido en una supertormenta de categoría 4, en una situción que recuerda a los residentes la catástrofe del 'Katrina' justo en un momento en que está a punto de cumplirse el 16º aniversario de la tragedia.

Los primeros efectos de 'Ida' comenzarán a percibirse a lo largo de este sábado antes de que toque tierra al día siguiente con rachas de viento de hasta 225 kilómetros por hora.

De momento se encuentra ya en Baton Rouge un equipo de la agencia federal de Emergencias de EEUU (FEMA) y otros se dirigen a otras poblaciones de Luisiana, así como a los estados de Misisipí y Georgia.

FEMA ya ha enviado a casi 500 agentes a Luisiana y Texas a los que hay que sumar un contingente de otros 2.000 preparados para su activación su la situacion así lo requiere.

Tanto el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, como el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, han emitido sendas declaraciones de emergencia para todo el estado de Luisiana, con la concesión adjunta de fondos federales para la recuperación.

El Centro Nacional de Huracanes "pronostica un riesgo creciente de marejadas ciclónicas que amenazan la vida a lo largo de la Costa del Golfo. Además, existe un riesgo creciente de peligrosos vientos huracanados y lluvias intensas", avisa el organismo en un comunicado.


La alcaldesa de Nueva Orleans, LaToya Cantrell, ha emitido una evacuación obligatoria para todas las áreas de la ciudad que están fuera de su sistema de protección contra inundaciones.

"Estamos activando todos y cada uno de los recursos a nuestra disposición, de modo que estemos preparados para responder", ha declarado la alcaldesa en comentarios recogidos por CNN antes de pedir a los residentes que estén preparados para la llegada del huracán el sábado por la tarde.

"Que nadie espere hasta el último momento", ha avisado. "La situación es mucho más grave que hace seis horas, y el huracán representa una amenaza dramática para la gente de la ciudad de Nueva Orleans. El tiempo no está de nuestra parte", ha avisado Cantrell.