Deportes

Luchador camerunés pasó de ser encarcelado en España a campeón de UFC Francis Ngannaou venció a Stipe Miocic en la categoría de pesos pesados en la madrugada del domingo.

Redacción Deportes

domingo 28, marzo 2021 • 11:24 am

Compartir

Francis Ngannou se proclamó como nuevo campeón de los pesos pesados de la UFC, la máxima competición de artes marciales mixtas (MMA), después de noquear en la madrugada del domingo al estadounidense Stipe Miocic en el segundo asalto de la pelea estelar del UFC260 disputado en Las Vegas.

Ngannou aprendió de los errores del pasado y triunfó en la revancha contra el americano. 'El Depredador' salió con un plan mucho más mesurado, maduro y sólido que en el primer duelo, y acaba así con el reinado de uno de los pesos pesados más completos de la historia.

A sus 34 años se convierte en el primer luchador africano campeón en la categoría de pesos pesados de la UFC, y en el tercero en cualquier peso, después de los nigerianos Israel Adesanya y Kamaru Usman, en mediano y wélter, respectivamente.

Sin embargo, su camino hacia el estrellato no ha sido nada fácil, habiendo vivido en su propia piel las dificultades de los inmigrantes para llegar a España. Tras conseguir llegar a Marruecos, Ngannou logró saltar la valla en Melilla, aunque terminó cruzando el Estrecho en patera. Así lo recordó él mismo en una entrevista para infomigrants.net.

“El alambre de púas de Melilla, nunca lo olvidaré. Tengo cicatrices por todas partes: en las costillas, en las piernas, en los pies. Nos dijeron que no había remos y que teníamos que remar con las manos. Pensé para mí: 'La gente muere en el mar cuando tiene remos, y este tipo quiere que reme con las manos. Lo creí, Incluso pensé, 'pasaremos a la historia, seremos los primeros en llegar a España remando con las manos'”, narró.


Sin embargo, al llegar a España no terminaría su calvario. Ngannou estuvo preso en España durante dos meses. “Fuimos a la cárcel cuando llegamos, pero por primera vez me sentía un poco relajado. Cuando llegamos ya sabíamos que iríamos a la cárcel. Sabía que era un ciclo y que después sería libre. Sentía presión en el corazón, pero era más a una prisión mental que física. Fue muy duro”, explicó.

Finalmente, Ngannou llegó a Francia donde se hizo con la nacionalidad y desarrolló su carrera deportiva. En un gimnasio parisino conocido como MMA Factory se introdujo a las artes marciales mixtas. En 2015 hizo su debut en la UFC y ha ido creciendo año tras año para finalmente proclamarse como campeón este fin de semana.