Un grupo de afganos esperan transporte a un lado de la carretera en Kabul./AFP

El Mundo

Los talibanes toman Kabul tras huida del presidente afgano

Redacción DEM-Agencias

domingo 15, agosto 2021 • 11:55 am

Compartir

Los talibanes afirmaron el domingo que sus combatientes entraron en varios distritos de la capital afgana, Kabul, y otras fuentes dijeron que también tomaron el palacio presidencial, horas después de que el dirigente Ashraf Ghani dejara el país.

"Unidades militares del Emirato Islámico de Afganistán entraron en la ciudad de Kabul para garantizar la seguridad", tuiteó el portavoz de los insurgentes Zabihullah Mujahid. "Su avance continúa con normalidad", añadió.

Por otro lado, fuentes talibanas dijeron a la AFP que los insurgentes tomaron el control del palacio presidencial.

"[Combatientes] talibanes entraron en el palacio presidencial", declaró un comandante veterano talibán a la AFP.

Según medios locales, citados por la agencia ANSA, el presidente afgano ha salido en dirección a Tayikistán. 

También son muchos los civiles que huyen. Hay colas en los cajeros automáticos de gente que quiere recuperar sus ahorros de toda la vida.


"Los muyahidines entraron en el palacio presidencial y tomaron el control del mismo", apuntó otro comandante, que añadió el edificio estaba albergando una reunión sobre la seguridad en la capital afgana.

En una asombrosa derrota, los talibanes se han apoderado de casi todo Afganistán en poco más de una semana, a pesar de los miles de millones de dólares gastados por Estados Unidos y la OTAN durante casi dos décadas para reforzar las fuerzas de seguridad del país.

EEUU: "algo desgarrador"

Poco antes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, calificó la toma de posesión de Afganistán por los talibanes y la inminente caída de Kabul como "algo desgarrador", y dijo que las fuerzas estadounidenses están trabajando para sacar fuera del país a todos los estadounidenses, así como a los afganos que trabajaron con Estados Unidos.

Blinken, dijo el domingo que la seguridad del personal estadounidense, algunos de los cuales todavía están en la embajada, y los ayudantes afganos era el "trabajo número uno", evitando las críticas de que Washington no estaba preparado para el rápido colapso de las fuerzas afganas.

Estados Unidos "hará todo lo posible durante el mayor tiempo posible para sacarlos si eso es lo que quieren", dijo Blinken al programa State of the Unión de CNN.