Una gran algarabía se apreció  en las afueras del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco) al caer la noche del sábado, donde centenares de fans del grupo pop mexicano Timbiriche se aglutinaron para entrar y poder disfrutar del tan añorado concierto.

Escena

Los salvadoreños viajaron a los 80 con los éxitos de Timbiriche

Saraí Alas

lunes 14, mayo 2018 • 12:00 am

Compartir

Una gran algarabía se apreció  en las afueras del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco) al caer la noche del sábado, donde centenares de fans del grupo pop mexicano Timbiriche se aglutinaron para entrar y poder disfrutar del tan añorado concierto.

El espectáculo, realizado en el anfiteatro, inició con la intervención de DJ Oz, quien hizo sonar música de los años 80 al ritmo de un show de luces oscuras y verdes que puso de buen ánimo al público, cuando de repente el vídeo de la canción “El ciclo” comenzó a sonar, los asistentes comenzaron a gritar: ¡Había llegado el turno de Timbiriche!

Esto ocurrió a las 9:30 p.m. en medio de una explosión de colores mientras sonaban los primeros acordes de “Timbiriche Timbiriche”.

Los miembros del grupo- que se reencontraron en 2017 para salir en la gira “Juntos”- saludaron a los presentes: “Buenas noches El Salvador”, desde el escenario.

Gritos aplausos, alegría y mucha nostalgia se propagó en el recinto que recibió a Sasha Sokol, Mariana Garza, Alicia Bauer, Eric Rubín, Benny Ibarra y Diego Schoening.

Los mexicanos recordaron la primera etapa de su carrera con canciones como: “Vuelve a la escuela”, “Y la fiesta comenzó” y “Noches de verano”, que fueron cantadas a todo pulmón por los salvadoreños, que, con cada melodía, recordaba su adolescencia.


Cada cambio de vestuario y cada cambio de ritmo enardecía a los fans, pero cuando sonó la canción “Ámame hasta con los dientes”, todos enloquecieron.

Otras piezas del repertorio, que causaron euforia durante la noche, fueron: “Tu y yo somos uno mismo”, “Con todos, menos conmigo”, “Besos de Ceniza”, “Soy un desastre” y “Si no es ahora, será mañana”.

Los cantantes lograron su cometido: que sus seguidores recordarán una época de su vida al ritmo de bailes, saltos y música de antaño.

Timbiriche, sin duda alguna, dejó una grata noche para el recuerdo de sus fans cuscatlecos.