Editorial

miércoles 20, diciembre 2017 • 12:00 am

Los salvadoreños estamos más endeudados

Compartir

Un estudio de Fusades revelaba esta semana que los hogares salvadoreños están un tercio más endeudados que hace cuatro años, algo que se puede palpar en nuestra sociedad afectada profundamente por la crisis.

Esto es un reflejo de que la crisis macroeconómica, el bajo crecimiento del PIB y la baja inversión llega a percibirse en la economía familiar debido a la falta de más y mejores empleos, a la falta de mayores ingresos e incluso a los problemas del Ejecutivo para pagar a los proveedores. Fusades advierte, por ejemplo, que la creación de empleos no crece en la misma proporción del endeudamiento, un claro reflejo de la crisis que sufrimos. La economía no es un asunto abstracto de las élites políticas y financieras, es algo real y palpable en cada hogar.

Hasta junio pasado, los salvadoreños debían a  los bancos, a las instituciones financieras no bancarias y a sociedades de ahorro y préstamo casi siete mil millones de dólares. Según Fusades, en promedio cada hogar salvadoreño tenía para entonces una de deuda de $8,483.60. Entre 2013 y 2017, el incremento porcentual de la deuda familiar es del 32.06 %, la falta de todos los factores arriba mencionados obliga a los salvadoreños a acudir a préstamos para poder mejorar su calidad de vida. Hay que ponerle ojo a eso porque tener bienestar a base de crédito tiene un alto costo como sociedad.