CRÉDITO: SOFYA DOLOTOVSKAYA

El Mundo

Los monos tití son fieles a su pareja durante toda la vida, según estudio

Paola Díaz

martes 24, noviembre 2020 • 11:47 am

Compartir

Un estudio reveló que los tití cobrizos del Amazonas peruano son de las pocas especies de animales completamente monógamas.

Sofya Dolotovskaya, investigadora del Centro de Primates de Alemania, observó el comportamiento sexual de los monos tití cobrizos que viven en la zona norte del Amazonas peruano. Los resultados de su investigación fueron publicados este lunes en la revista Nature y retomados por el periódico El País.

El estudio reveló que estos primates son de los pocos mamíferos fieles a sus parejas. Durante 14 meses, Dolotovskaya junto a su equipo estudiaron el comportamiento de catorce grupos de monos tití cobrizos para determinar si eran o no genéticamente monógamos.

Se pudo genotipar cuarenta y un individuos utilizando muestras fecales de las que se extrajo y secuenció el ADN en el Laboratorio de Genética del Centro Alemán de Primates en Göttingen”.

La investigación mostró que los primates se reproducen con la misma pareja con la que compartían el día a día, se comportan como compañeros fieles y leales. Sin embargo, los monos titó cobrizos no evitan la endogamia (cruzamiento de miembros de una misma familia) y por ello, en ocasiones se aparean con individuos relacionados.

Los monos titís cobrizos viven en pequeños grupos familiares conformados por machos, hembras y crías, estos grupos familiares se encargan de defender un solo territorio. El estudio demostró un nivel alto de cuidado masculino donde la cría es llevada casi exclusivamente por el padre. Habitualmente, las parejas titís solo tienen un hijo al año, el cual abandona el grupo familiar una vez alcanza la madurez sexual y busca una pareja con la que ocupan un territorio propio.


La monogamia entre esta especie se debe a que el macho y la hembra pasan cerca casi todo el tiempo. Dolotovskaya menciona que a comparación con otros mamíferos, los monos titís no tienen crías nacidas de copulaciones fuera de la pareja y luego criadas por el padre social.

Eckhard W. Heymann, científico del Centro Alemán de Primates y director de la estación de campo del Perú, donde se realizó la investigación, afirma por correo que en un ecosistema inalterado los jóvenes monos titi cobrizos migran lo suficientemente lejos de su grupo natal para encontrar una pareja adecuada sin incurrir en el riesgo de endogamia y reduciendo las posibilidades de infidelidad.

“Estudios adicionales deben mostrar si la monogamia genética también prevalece en otras poblaciones de monos tití cobrizos, especialmente en hábitats fragmentados... El examen del sistema de apareamiento y los mecanismos de relación social de estos monos pueden arrojar luz sobre la evolución de la monogamia social y genética en los mamíferos”.