El ministro de Trabajo señaló la cartera de Estado que condice tiene un déficit de $3.5 millones para terminar este año". Foto / Ministerio de Trabajo

Política

"Los gobiernos anteriores quebraron al Ministerio de Trabajo", dice Rolando Castro

Redacción WEB

lunes 19, agosto 2019 • 9:29 am

Compartir

El ministro de Trabajo, Rolando Castro, explicó que la institución que está a su cargo presenta un déficit financiero para finalizar el año, lo cual le impide desarrollar cualquier proyecto estratégico, por lo que ya se encuentra en pláticas con el Ministerio de Hacienda para encontrar una solución y además solicitar un refuerzo presupuestario para el próximo año.

Castro manifestó, durante su participación en la entrevista de TCS, que en este momento el Ministerio de Trabajo "tiene un déficit de $3.5 millones para terminar este año, y necesitamos para trabajar un refuerzo presupuestario para el próximo año de $6.3 millones".

"Los gobiernos anteriores, de forma intencionada, quebraron en todos sus aspectos al Ministerio de Trabajo (...) Tenemos un ministerio literalmente desfinanciado, invisibilizado, con poca credibilidad, con una percepción ciudadana de que ahí ha habido mucha corrupción", recalcó.

Castro dijo que legalmente al ministerio le corresponde un trabajo de carácter transversal en el país, "y es que está concebido como el gran árbitro para poner las reglas claras entre la parte empleadora y los empleadores"; por lo que a su juicio, a "ellos nunca les interesó fortalecer ese tema".

Sobre las declaraciones del exsecretario general del FMLN, Medardo González, en las que acusó al ministro de mentir al decir que encontró un ministerio desfinanciado, Castro dijo que está dispuesto a "demostrarle con números, con datos reales, que nos han dejado desfinanciados".

"Las declaraciones de Medardo son totalmente irresponsables, no sé si por el desconocimiento que tiene o en alguna medida es porque lo hace como una estrategia política", agregó. "El Salvador ha estado secuestrado por políticos poco serios", sentenció.