Editorial

viernes 22, octubre 2021 • 12:00 am

Los efectos económicos del covid continuarán Las advertencias del FMI sobre el impacto económico de la pandemia, más las advertencias locales, deben ponernos en alerta.

Compartir

Con la advertencia  del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que los efectos negativos de la pandemia de covid-19 en términos de productividad, empleo y capital humano podrían “tomar muchos años en revertirse” en América Latina, vino acompañada también la advertencia de que los costos de la energía seguirán altos para el próximo año y que los altos precios continuarán mientras se logre la recuperación económica mundial.

En El Salvador y en el resto del mundo ya se sienten esos efectos. Y aunque el país crecerá a muy buen nivel en 2021, hay que recordar que estamos recuperándonos de la debacle pandémica del año pasado.

Según el FMI, los países latinoamericanos deben prepararse para que esta recuperación no sea un camino lineal. En cambio, deben anticipar un camino largo y sinuoso. El FMI alertó sobre el impacto en la región del aumento de los precios de las materias primas y los alimentos, las interrupciones de la cadena de suministro y los incrementos globales de los precios de los bienes, que impulsan al alza los precios al consumidor.

Y eso ya se siente en El Salvador. Los precios de los combustibles, los atrasos en la cadena de suministro internacional, el aumento de los fletes de transporte, el incremento de los alimentos, todo es parte del impacto global de la pandemia originada en China a finales de 2019 y que ya está llegando a su segundo año con muchas muertes y enfermos.

El FMI recomienda poner en marcha “políticas ambiciosas”, mejorar la eficiencia del gasto público, promover “un sistema tributario progresivo y propicio al crecimiento”, o incluso invertir más en proyectos para luchar contra el calentamiento global. Son consejos que hay que escuchar con sensatez para aliviar esos impactos.