El MAG aseguró que en octubre iniciará la reestructuración de la deuda, que es uno de los acuerdos tomados en la Mesa del Café. /DEM

Economía

Los cafetaleros celebran la prórroga a embargos, pero piden refinanciar la deuda Los productores indicaron que la “única solución” es refinanciar por completo la deuda que el sector adquirió a través del Ficafé y FEC.

Uveli Alemán

sábado 13, octubre 2018 • 12:00 am

Compartir

Aunque los cafetaleros celebran la aprobación de una prórroga para los pagos de los compromisos adquiridos con el Fondo de Emergencia del Café (FEC) y el Fideicomiso Ambiental para la Conservación del Bosque Cafetalero (Ficafé), los productores consideraron que la situación financiera del sector se resolverá solo a través de una reestructuración de su deuda.

Este jueves, la Asamblea Legislativa aprobó una prórroga de tres años a la Ley Transitoria para la Suspensión de Embargos por Créditos Otorgados al Sector Productivo de Café, en vigencia desde 2013 y que significó un respiro para el sector en medio de una crisis desatada por un severo ataque de roya en los cafetales salvadoreños.

El decreto fue aprobado por iniciativa del diputado de ARENA, Mario Marroquín, en respuesta a una solicitud presentada en agosto pasado por la Asociación Cafetalera de El Salvador (Acafesal). Entrará en vigor el 1 de enero de 2019 bajo la consideración que “los precios internacionales del café se han mantenido a la baja, lo que ha tenido un efecto directo a la disminución de la rentabilidad”.

Omar Flores Hidalgo, presidente de la Acafesal, celebró la medida, pero aseguró que “la deuda del Ficafé únicamente se puede resolver si hay reestructuración, porque así como está es imposible que se pueda resolver, por la estructura que tiene el crédito”.

En tanto, Marcelino Samayoa, gerente general de la Asociación Salvadoreña de Beneficiadores y Exportadores (Abecafé), aseguró que la prórroga “definitivamente algo ayudará al sector cafetalero”. Sin embargo, advirtió que la medida “puede ser contraproducente en el caso que la banca no va a querer dar más créditos para el café (…) porque no puede recuperar la plata invertida”.

Se acumula la deuda


El FEC y el Ficafé se crearon en 2000 y 2001, respectivamente, y fueron la respuesta estatal a la caída en los precios internacionales del café, afectaciones climáticas y plagas que afectaron los cafetos. Estas herramientas inyectaron créditos al sector a través de la banca privada.

Según la Acafesal, hasta 2013, cuando se aprobó la ley transitoria, la deuda adquirida a través del Ficafé ascendía a $69,013,360, aunque hoy en día se desconoce la cartera vigente.

Sigfredo Benítez, presidente del Foro del Café, enfatizó que con la nueva prórroga los productores continuarán acumulando los intereses de la deuda dejada de pagar y prevé que la banca restrinja aún más el acceso a los créditos.

“Si no hay una medida pronta de poder refinanciar completamente toda la cartera, eso va a generar que se vaya acumulando el pago de cuotas y llegará un momento en el que será inviable pagar”, manifestó el productor.

Al igual que el presidente de Acafesal, Benítez consideró que la solución para la situación que atraviesan los cafetaleros es “un refinanciamiento a un largo plazo, que permita cuotas de período de gracia los primeros dos o tres años”.

3
Años
La Asamblea Legislativa aprobó un prórroga de tres años para que los cafetaleros paguen la deuda de Ficafé y FES.
$69
millones
Según Acafesal, cuando se aprobó la ley transitoria en 2013 se debían $69.01 millones en Ficafé, pero se desconoce la cifra actual.