Editorial

martes 12, diciembre 2017 • 12:00 am

Los asaltos en restaurantes, un mal síntoma

Compartir

Los comensales de dos restaurantes han sido asaltados en las últimas semanas en la colonia Escalón de la capital. La inseguridad está amargando a la ciudadanía que busca departir fuera de sus casas y aumentando la percepción de lo que la violencia es capaz de hacer.

Lo más preocupante es que las autoridades no han hecho ninguna captura al respecto y en esa medida los delincuentes se sienten empoderados con sus actos impunes que los alientan a seguirlos cometiendo.

Los asaltos en restaurantes son algo totalmente inusual en el país y sorprende la capacidad de organización de estos delincuentes que, cuando han llegado a esos negocios, despojan de todos sus bienes a los comensales.

Esto afecta profundamente a los restaurantes,  como negocio, porque les ahuyenta a los clientes y el golpe económico en diciembre es aún mayor, pues suele ser el mes cuando ellos obtienen mejores ingresos.

Es urgente que las autoridades resuelvan estos casos, capturen a los delincuentes involucrados y den un aleccionador castigo judicial para que no se repita. Si esto queda impune, será una peligrosa invitación a una escalada aún mayor de asaltos en otro tipo de negocios y en zonas tradicionalmente seguras del Área Metropolitana de San Salvador.