Personal del museo posa frente al dragón Colacuerno húngaro.

Escena

Los “animales fantásticos” de J.K. Rowling toman vida en un museo de Londres El Museo de Historia Natural en Londres presentó 50 piezas de la saga de “Animales fantásticos” con lo que busca concienciar sobre la importancia de cuidar a las especies.

AFP

jueves 10, diciembre 2020 • 2:15 am

Compartir

Escarbato, Occamy, Demiguise, pero también unicornios, dragones y sirenas se exponen a partir del miércoles en el Museo de Historia Natural de Londres, en una muestra sobre los “Animales fantásticos” de J.K. Rowling que presenta las bestezuelas reales en que están inspirados.

El visitante se sumerge en un universo extraño, pero bien conocido por los fans de la historias del mago Harry Potter, siguiendo los pasos de Newt Scamander, el magizoólogo británico que protagoniza el libro y la serie de películas que se hicieron adaptándolo.

Estos largometrajes cuya trama está ambientada en el mismo universo que la saga de Harry Potter pero unos sesenta años antes-- enfrentan al héroe con una panoplia de monstruos y bestias increíbles.

“Miramos las características sorprendentes de algunos de estos animales fantásticos y los comparamos con nuestra colección de más de 80 millones de especímenes”, explicó Lorraine Cornish, la conservadora jefe del museo.

El museo de Historia Natural se combinan con la exposición del mundo de J.K. Rowling.

La operación permitió establecer “vínculos extremadamente significativos y fascinantes” con más de 100 especímenes, que se presentan en la exposición, añade.


La primera parte se remonta a los orígenes de los monstruos presentes en la saga, pero que también pertenecen al imaginario colectivo, como dragones, unicornios y sirenas, mostrando cómo surgieron tales creencias.

El esqueleto de 8 metros de largo de un extraño pez de los abismos oceánicos habla sobre los mitos de las enormes serpientes marinas. Unos verdaderos cuernos gigantes de narval explican el origen de los unicornios, de cuyo pelo están hechas las varitas mágicas de Ron Weasley y Drago Malfoy, personajes centrales de la saga de Harry Potter.

Real, extraño y fantástico.

Esqueletos y verdaderos animales disecados procedentes de las colosales colecciones del Museo de Historia Natural se combinan en la exposición con varitas, trajes y decorados el mundo de J.K. Rowling cedidos por los estudios Warner Bros.

“La segunda sección de la exposición explora” cómo Rowling se inspiró en “habilidades, comportamientos o propiedades extraordinarias de animales reales” para crear sus animales fantásticos, explica Louis Buckley, comisario de la exposición.

Así, la habilidad del Demiguise, una especie de mono plateado muy veloz, de hacerse invisible está relacionada, entre otras cosas, con el camuflaje de las “mariposas-hojas”.

“Miramos las características sorprendentes de algunos de estos animales fantásticos y los comparamos con nuestra colección de más de 80 millones de especímenes”. Lorraine Cornish, conservadora jefe del museo

Proyectada en la muestra, una escena de la primera película, en la que Newt introduce en una tetera una enorme Occamy, una serpiente azul con alas, da a los conservadores la oportunidad de hablar de la extraordinaria capacidad de ciertos animales, como la iguana marina de las Galápagos o el pez globo, para expandir o encoger sus cuerpos.

“El mundo real es en muchos sentidos más extraño y más fantástico que cualquier cosa que nuestra imaginación pueda fabricar”, dice Buckley.