Editorial

miércoles 28, noviembre 2018 • 12:00 am

Lo predecible está ocurriendo con la caravana migrante

Compartir

El primer centenar de migrantes centroamericanos de la caravana que salió hace poco más de un mes, ya fue deportado desde la frontera méxico-estadounidense esta semana, tras un intento desesperado de cruzar ilegal y masivamente hacia Estados Unidos. Era lo predecible, lo anunciado y el presidente Trump se ha encargado de reiterarlo.

Muy probablemente el destino de los migrantes de las diferentes caravanas será quedarse en México o el retorno obligado a sus países, solo unos pocos son elegibles, a los ojos de las autoridades estadounidenses, para solicitar y recibir asilo.

Habrá que preguntarse qué o quiénes se aprovecharon de esta gente verdaderamente desesperada y necesitada como para lanzarse a esa aventura que no tenía final feliz y que refleja el fracaso de los gobiernos centroamericanos para crear mejores sociedades. La gente huye por la zozobra de la inseguridad y la falta de oportunidades económicas.

Tristemente, las noticias que vienen desde la zona fronteriza entre EE.UU. y México son deprimentes hacia las condiciones de los migrantes, incluso con expresiones discriminatorias hacia ellos en Tijuana y el poco futuro que tienen sus intenciones de llegar al país norteamericano.

Lamentablemente, todo esto era predecible.