Cortesía SPP

Nacionales

Lluvias aún obligan a mantener a 2,107 albergados y atender numerosos deslizamientos 55 albergues siguen activos en al menos 20 municipios en el oriente, norte y occidente del país.

Javier Maldonado

sábado 7, noviembre 2020 • 4:52 pm

Compartir

Más de 2,000 residentes de al menos 20 poblaciones del país continúan en albergues debido a que la humedad en lo suelos, sigue representando un riesgo de deslizamientos e inundaciones.

La comisionada presidencial Carolina Recinos, ofreció la tarde de este sábado, un balance de dónde están las comunidades que se han visto afectadas por las lluvias remanentes del destructivo huracán Eta.

Pido a la población que no se confíe, la emergencia no ha terminado, los suelos están saturados, los deslizamientos son un peligro en este momento. Si no es necesario salir el fin de semana, por favor, quédese en casa”. instó Carolina Recinos, comisionada presidencial

La funcionaria que coordina junto con la autoridades de Protección Civil un plan de asistencia de emergencia detalló que aún continúan 2,123 personas refugiadas en 55 albergues instalados en municipios como Concepción de Ataco, Citalá, San Ignacio, San Rafael Cedros, Nuevo Cuscatlán, Nueva Esparta y San Alejo. Así como en San Miguel, Nejapa, San Marcos, Soyapango, Tecoluca, Metapán, Santa Rosa Guachipilín, Nahuizalco, Santa Catarina Masahuat y Berlín.

Siguen latentes desbordamientos

Por su parte el ministro de Medio Ambiente, Fernando López, reiteró que aún este domingo se esperan todavía chubascos en diferentes partes del país e insistió que “el hecho que veamos que no llueve, no significa que el riesgo haya terminado”.

Se prevé moderada probabilidad de desbordamientos en el Río Grande de San Miguel, Grande de Sonsonate, Goascorán y Cuenca alta y baja del río Lempa, y las regiones hidrográficas Mandinga Comalapa, Estero de Jaltepeque, Bahía de Jiquilisco y Sirama”. advirtió Lopez


También debido a la concentración de chubascos en la cadena volcánica, estas elevaciones continúan representando lugares de riesgo para deslizamientos. “Se mantienen las probabilidades de flujos de escombros provenientes de la parte alta de El Picacho”, insistió el titular de Medio Ambiente.