En esta imagen de Zoe Courville, se indica que el técnico destacado en la base de Summit hizo observaciones directas de la lluvia el 14 de agosto pasado. Según reportes de medios internacionales, la lluvia afectó la zona durante varias horas. Foto: @ZoeCourville/Alicia Bradley, NSF

El Mundo

Lluvia inédita cerca de la cumbre del casquete glaciar en Groenlandia Los científicos han señalado que este inusual hecho podría estar vinculado al calentamiento global, considerando que las condiciones geográficas y climáticas de la zona no permiten que el vapor de agua se precipite en forma de lluvia

AFP

lunes 23, agosto 2021 • 6:45 pm

Compartir

A más de 3.000 metros de altitud en el casquete glaciar de Groenlandia se registró lluvia a mediados de agosto, un fenómeno muy poco común, dijo el lunes el instituto meteorológico danés DMI.

Se observó lluvia durante varias horas el 14 de agosto en la estación estadounidense Summit, situada en la cumbre del casquete glaciar, reportó el Centro de Datos de Nieve y Hielo de Estados Unidos (NSIDC).

La lluvia solo puede caer si la temperatura está por encima o levemente por debajo de los 0 ºC. Por lo tanto, esta es una situación extrema, porque puede que nunca haya sucedido antes". Martin Stendel, investigador de DMI.

"Es probable que sea una señal del calentamiento global", dijo.

Twitter/https://twitter.com/ZoeCourville/status/1428455613357383680?s=20

Las temperaturas estaban justo por encima de 0 ºC, lo que significa que la nieve se derrite y se vuelve a congelar para convertirse en hielo. Este fenómeno solo ha sucedido nueve veces en los últimos 2.000 años, de las cuales, tres han tenido lugar en los últimos diez años (2012, 2019 y 2021), pero en 2012 y 2019 no llovió, reveló el experto.


No podemos demostrar que haya llovido o no en las seis ocasiones anteriores, pero es muy poco probable, lo que hace que las lluvias observadas sean aún más notables". dijo el investigador.

Este episodio de lluvias se produce cuando se registraron temperaturas inusuales de más de 20 grados en el norte de Groenlandia durante el verano, lo que se tradujo en un ritmo acelerado de deshielo del casquete glaciar.