Política

Ley de Agentes Extranjeros "busca callar y controlar" disidencia, dice Fespad Solo con el anuncio de la ley muchas organizaciones "no quieren alzar la voz, se mantienen calladas", asegura la fundación.

Leonardo Cerón

miércoles 24, noviembre 2021 • 12:18 pm

Compartir

 

Este miércoles, la abogada de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), Loyda Robles dijo que el Gobierno intenta "callar y controlar" a las organizaciones a través de la Ley de Agentes Extranjeros que la Asamblea Legislativa busca aprobar.

Por ser un voz disidente es callar y controlar el discurso que va en contra... se intenta controlar el hecho de una aparente estabilidad social, política y financiera cuando realmente se conoce que eso no existe, las organizaciones y fundaciones nos dedicamos al estudio de esas situaciones y ponerlas en evidencia y a alertar a actores nacionales e internacionales". explicó Robles.

Así mismo se refirió a los alcances que ya tuvo el anuncio de la ley, ya que aseguró muchas organizaciones "no quieren alzar la voz, se mantienen calladas".

Dijo, además que la ley "criminaliza" la labor de las organizaciones, ya que presupone que las organizaciones realizaran operaciones sospechosas, así como la posibilidad de un pena de prisión por alterar el orden público.


Robles dijo que si la ley llegase a ser aprobada la cooperación internacional a las organizaciones podría disminuir y con eso, la operatividad de los proyectos que cada institución realiza.

"Si eso se aprobase (le ley) estaríamos en la mitad del presupuesto... se vería muy disminuidas el funcionamiento de las organizaciones", dijo.

La Ley de Agentes Extranjeros aún no ha sido aprobada en el pleno de la Asamblea Legislativa luego de que su dictamen favorable se aprobara en la Comisión de Relaciones Exteriores con 9 votos.

El 16 de noviembre, 9 diputados salvadoreños de la Comisión de Relaciones Exteriores aprobaron el dictamen favorable de la Ley de Agentes Extranjeros, para prohibir actividades financiadas por extranjeros que según el Registro de Agentes Extranjeros (RAE) tengan fines políticos o arriesguen la estabilidad política o social, o el orden público.