La digitalización de la vida, acelerada por la pandemia, nos lleva en muchos casos a saltar de la lectura de un texto de 120 caracteres a otro. Esto no da tiempo a reflexionar y profundizar sobre un mismo tema y apartar tiempo para leer uno o varios  textos en la pantalla, claro que para varias personas no es una actividad que entusiasme.

Opinión

Lectura de Saltamonte Hay anuncios y decretos ejecutivos del presidente Biden que son alentadores para los países como México y el norte de Centroamérica.

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz @robertocanas1

domingo 24, enero 2021 • 7:00 pm

Compartir

La digitalización de la vida, acelerada por la pandemia, nos lleva en muchos casos a saltar de la lectura de un texto de 120 caracteres a otro. Esto no da tiempo a reflexionar y profundizar sobre un mismo tema y apartar tiempo para leer uno o varios  textos en la pantalla, claro que para varias personas no es una actividad que entusiasme.

Perder la capacidad de concentrarse y ahondar en un tema afecta la capacidad de los jóvenes para estudiar y también afecta en la vida profesional, dificulta la competencia de llevar a la mente sobre un tema específico durante un periodo determinado. Siempre ante un problema al que le buscamos solución hay que considerar los antecedentes, el contexto, plantearse los diferentes escenarios con base en evidencia para llegar a concluir: ¿Qué es lo que pasa?, ¿Si podría pasar algo mejor?, ¿Cuál sería el escenario más negativo? Tener un plan A y varios planes alternativos de solución, contar con un Plan B, C es deseable.

Son recursos importantes promover entre los estudiantes el aprendizaje colaborativo: formar grupos pequeños en el que los alumnos trabajen juntos para obtener los mejores resultados tanto en lo individual como en los demás. En la actualidad, el mundo laboral y profesional exige cada vez más el trabajo y dinámicas de equipo, grupos de trabajo y estructuras más horizontales que jerárquicas. Además, en la búsqueda de soluciones de forma  colaborativa hay riqueza, se integran distintas maneras de ver la realidad a partir de la formación académica, los intereses y las experiencias de cada persona.

Los problemas como el tratamiento de la pandemia, la recuperación de la economía, el fortalecimiento de la democracia, la educación, la lucha contra la pobreza, la atención al medio ambiente de tal manera de evitar que los fenómenos naturales se conviertan en desastre. Lo mejor es abordarlos de manera colectiva, con la apertura de mente que permite escuchar todas las voces.

Los cambios en la política exterior de los Estados Unidos, la evolución de la economía estadounidense, para el caso, nos afectan directamente. Merecen un análisis detenido  que supere el leer distintos mensajes de 120 caracteres.

Además del gran alivio, que significa que Trump ya no esté en la Casa Blanca, hay anuncios y decretos ejecutivos del presidente Biden que son alentadores para los países como México y de la zona norte de Centroamérica. En política migratoria los salvadoreños que se acogieron al TPS y los jóvenes soñadores, hoy están más tranquilos.


No se puede dejar de considerar que la política de seguridad nacional de los Estados Unidos para los países de la zona norte de Centroamérica seguirá siendo la misma: Migración, narcotráfico, lucha contra la corrupción, al final de cuentas Biden es la otra cara de la moneda.

Es muy positivo que el  desperdicio de millones de dólares destinado en la construcción de un muro en la frontera de los Estados Unidos y México ya es cosa del pasado. Está comprobado que los muros no son eficaces para impedir los flujos migratorios, ni el contrabando de drogas.

Falta mucho que ver para decir la última palabra en política exterior norteamericana. Lord Palmerston fue quien por primera vez acuñó la frase «Las naciones no tienen amigos ni enemigos permanentes, sólo intereses permanentes», y sigue siendo válida. Da la impresión que cambios drásticos en política estadounidense para China, Rusia e Irán no se pueden esperar, son alentadores anuncios como el regreso al multilateralismo, a la Organización Mundial de la Salud, el retorno al Acuerdo de París. En la política Biden para Cuba y Venezuela nadie espera cambios dramáticos.

La discusión de los problemas nacionales en el ámbito colaborativo es una palanca para el mejoramiento del país. Si bien el Estado debe ser el principal garante de la solución de los problemas, al final es una tarea de todos. Academia, sociedad civil, empresa privada, familia, todos estamos llamados a colaborar a este gran desafío. Se aprende y se buscan soluciones a partir de la interacción con otros colegas, y la colaboración entre ellos se convierte en una herramienta imprescindible para favorecer una práctica reflexiva, un recurso esencial para ofrecer soluciones que contribuyan a sacar adelante al país.