Las calles a los cantones de San Jorge han quedado obstruidas, debido a los derrumbes. / Rosa Fuentes.

Nacionales

Las recientes lluvias causaron una tragedia en San Jorge Las últimas tormentas dejaron una estela de dolor y tragedia, que pasó desapercibida, en el municipio de San Jorge, departamento de San Miguel.

Rosa Fuentes

sábado 5, septiembre 2020 • 4:47 pm

Compartir

Veinticinco familias sin hogar, una menor fallecida y calles soterradas dejaron las fuertes lluvias que mantuvieron en alerta al municipio de San Jorge, en el departamento de San Miguel, el pasado 26 de agosto.

La fuerte corriente de agua, lodo, rocas y árboles que bajaron de los cerros El Limbo y Chambala, se convirtieron en una bomba de tiempo para 25 familias que lo perdieron todo, según el alcalde de San Jorge, Melvin Antonio Nativi Ulloa.

El edil relató que ese día, una menor regresaba del molino cuando fue arrastrada por la creciente de la quebrada del cantón Candelaria. Fue identificada por las autoridades como Rosa Linda Chávez Bolaños, de 10 años de edad, y su cuerpo fue recuperado en el cantón Joya de Ventura.

Acá el día  que la niña fue arrastrada por la crecentada, pensé que era el fin del mundo; se escuchaban estruendos en los cerros como explosión y venía de todo" lamentó Sonia Portillo, quien tiene más de 70 años de vivir en el lugar de la tragedia.

La lluvia que cayó ese día en los cerros fue de 195 milímetros según el alcalde, mientras que en el casco urbano fueron 175 milímetros cúbicos.

Galería de imágenes

"Nunca había caído tanta agua en los cerros y no había habido una catástrofe de gran magnitud", dijo el alcalde de San Jorge a Diario El Mundo.


El municipio limita al norte y noroeste por Chinameca, al este por San Miguel, al  sur y sureste por San Rafael Oriente, y al este por el municipio de Santa Elena, del departamento de Usulután. Está rodeados de cerros, Chambala y el Limbo, además del imponente volcán Chaparrastique.

"Son 25 familias a las que que los taludes de lodo rocas y árboles cayeron  sobre sus viviendas perdiéndolo todo; como municipalidad estamos comprometidos después del invierno a comprar un terreno y reubicarlos  y construir sus casitas", añadió, Melvin Nativi Ulloa, alcalde de San Jorge.

De momento, la comuna remueve los escombros que dejó la tormenta. Hay tres cantones aislados y las calles están atascadas de material pétreo, lodo y árboles. El paso vehicular es imposible, aunque los habitantes se las ingenian para pasar.

A pesar que la alcaldía no ha recibido el Fondo para el Desarrollo Económico y Social (Fodes) desde hace tres meses, “se estan realizando los trabajos porque la gente no puede estar en medio de la catástrofe”, dijo Nativi.

Hay temor en los habitantes que los cerros, de tanta humedad, revienten en agua", agregó Sonia Portillo.

La zona de la iglesia católica de San Jorge también es zona vulnerable. / Rosa Fuentes

Una zona vulnerable

El municipio de San Jorge tiene un plan de emergencia enfocado las áreas de alto riesgo, pero pasó desapercibida la zona de los cantones Candelaria, San Julián y Joya Los Ventura, donde precisamente pasa la quebrada del caserío El Güiro y El Aguacate, y donde sucedió la tragedia. Ahora la zona ha sido declarada de alto riesgo, por la municipalidad.

El municipio de San Miguel tiene 20 kilómetros de quebrada los cuales vuelven vulnerable a San Jorge, por estar rodeados de cerros, asegura el funcionario municipal.

25FamiliasPerdieron sus casas en San Jorge, debido a aludes que bajaron de los cerros y del volcán Chaparrastique.

San Jorge es un municipio ubicado a 400 metros sobre el nivel del mar, y suele tener lluvias acumuladas de 1,600 a 1,700 milímetros anuales y una humedad relativa de 65 a 80 %, suelos franco y arenosos, además de afloramiento rocoso de origen volcánico. 

Las calles de San Jorge han quedado cortadas, después de la creciente. / Rosa Fuentes.

Otras necesidades

En el municipio de San Jorge  también construyen una pasarela peatonal, y para el paso de motocicletas y bicicletas en el barrio Concepción, del caserío La Estrella, donde está situada la iglesia católica del municipio por ser una zona vulnerable.

Al municipio también le urge la reparación de un puente que está en la salida hacia San Miguel “uno de los  muros colapsó y le pertenece al Fovial esperamos que lo reparen lo más pronto posible porque el puente puede sufrir serios daños o hasta colapsar si o,dejamos así”, dijo el alcalde.

Los caseríos más afectados por las lluvias son la Fogata, El Aguacate, Paso Salado, El Güiro de los cantones San Julián, Joya de los Ventura  y Candelaria.