Residentes mirando desde un balcón cubierto de plantas en su apartamento en una comunidad residencial en Chengdu, en la provincia de Sichuan, suroeste de China./AFP.

Conectados

Las plantas invaden una residencia de inmuebles en China

AFP

martes 15, septiembre 2020 • 8:14 am

Compartir

Los edificios "vegetalizados" de una residencia del suroeste de China, con plantas exuberantes en los balcones de los apartamentos, están siendo cubiertos con su propia vegetación hasta el punto de que sus residentes los abandonan, según un medio de comunicación estatal.

El complejo de ocho edificios experimentales se construyó en 2018 en la gran ciudad de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan. En ese momento, el proyecto fue descrito como "un bosque vertical".

Los apartamentos de esta zona residencial, llamada "Jardín del Bosque Qiyi", tienen balcones con abundante vegetación, dando a los edificios la apariencia de una pequeña selva.

Según el sitio web del promotor inmobiliario, los 826 apartamentos en venta se vendieron muy rápidamente en abril de 2018.

Un proyecto de vivienda ecológica experimental en la ciudad de Chengdu, al suroeste de China, parece haber sido invadido por sus propias plantas./AFP.

Pero los videos filmados a principios de septiembre muestran edificios de apariencia descuidada, donde la vegetación parece haber invadido literalmente el lugar y hay un minibosque que se extiende sobre muchos balcones y paredes exteriores.


Algunos de los apartamentos parecen ocupados, con luz en el interior, plantas bien cuidadas y muebles en la terraza. Pero las terrazas de otros muchos están cubiertas por vegetación abandonada.

Solo unas diez familias se mudaron al vecindario, según el diario semioficial Global Times.

¿A qué se debe la poca ocupación de este vecindario?

La baja tasa de ocupación se debería a la presencia de muchos mosquitos, que proliferan debido a la vegetación, dijeron los inquilinos al periódico.

Apartamentos con balcones cubiertos de plantas en una comunidad residencial en Chengdu, en la provincia de Sichuan, suroeste de China./AFP.