Editorial

miércoles 13, diciembre 2017 • 12:00 am

Las pandillas perjudican a los migrantes

Compartir

Las fuertes palabras del fiscal general de Estados Unidos y de la Secretaría de Seguridad Interna contra la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) muestran cómo esta banda criminal está perjudicando a toda la comunidad salvadoreña en aquel país, que no solo ha tenido que huir de su tierra por la violencia aquí, sino que ahora se ve estigmatizada por esos delincuentes.

Estados Unidos anunció ayer como una prioridad el combate a la MS-13, y ya el presidente Donald Trump había advertido el propósito de destruir a esa banda mafiosa en su país.

El problema es que todo esto trae consigo fuertes restricciones migratorias, porque los pandilleros perjudican a toda la comunidad en Estados Unidos, que en su inmensa mayoría son gente decente, trabajadora, que paga sus impuestos y cumple la ley.

Las nuevas medidas que la administración Trump está promoviendo no solo buscan restringir la migración ilegal, sino que busca imponer cortapisas a la migración legal y a la reunificación familiar, debido al accionar de las pandillas y a los casos de terroristas islámicos.

Las pandillas son un verdadero cáncer para los salvadoreños, tanto dentro como fuera del territorio. Hacen la vida imposible en nuestras comunidades en El Salvador y ahora crean una atmósfera antiinmigrante en Estados Unidos.