Si en algo están de acuerdo todos los actores del mundo del fútbol es que la crisis del coronavirus conducirá, al menos a corto plazo, a un cambio de escenario económico. Lo estamos viendo ya, acuerdos de clubes con sus jugadores para aceptar rebajas salariales, tentativas de ERTE (regulación temporal de empleo) en otro puñado de equipos y posibles fichajes futuros que quedan congelados.

Deportes

Las mega renovaciones que serían afectadas por el COVID-19 La crisis del coronavirus puede ralentizar o paralizar algunas negociaciones de renovaciones como el caso de Messi, Sergio Ramos y Mbappé.

Redacción Deportes

martes 31, marzo 2020 • 12:00 am

Compartir

Si en algo están de acuerdo todos los actores del mundo del fútbol es que la crisis del coronavirus conducirá, al menos a corto plazo, a un cambio de escenario económico. Lo estamos viendo ya, acuerdos de clubes con sus jugadores para aceptar rebajas salariales, tentativas de ERTE (regulación temporal de empleo) en otro puñado de equipos y posibles fichajes futuros que quedan congelados.

Pero también podría afectar a las renovaciones. Las negociaciones de ampliación de contrato y subida de sueldo se podrían ver perjudicadas por la crisis del coronavirus y obligar a sus protagonistas a renovar a la baja...

Por ejemplo, la de Leo Messi, que termina contrato en 2021 y que es el jugador mejor pagado del mundo. El Barcelona ya está negociando rebajas de salario con sus futbolistas del primer equipo, ya las ha aplicado en otras parcelas del club y, con una economía poco boyante, quizás la renovación del futbolista con el sueldo más alto del planeta se complique. En las oficinas culés deben resolver además las renovaciones o el futuro de Rakitic, Vidal, Luis Suárez y Riqui Puig, todos con vinculación con el club azulgrana hasta 2021.

Y si el capitán del Barça aún no ha cerrado su continuidad, también está en la misma situación el portador del brazalete del Real Madrid. Sergio Ramos finaliza contrato en 2021 y aún no ha habido un acuerdo para prolongarlo. El central madridista, que ya suma 15 temporadas en el club blanco, tampoco ha estampado su firma en ningún contrato de renovación.

En Chamartín hay tres expedientes abiertos con fecha de 2021. El de Ramos, el de Modric y el de Lucas. También acaba contrato en esa fecha James Rodríguez, aunque no se espera su continuidad.

Pero no sólo los jugadores que terminan contrato en 2021 (Pogba, Thiago, Ferran Torres, Diego Costa...) están expectantes y a la caza de un nuevo contrato. Hay otros futbolistas que estaban en la puerta de la gerencia del club esperando una mejora salarial que ahora se puede antojar complicada. El caso más especial, el de Kylian Mbappé.


La estrella del PSG está mosca con su club por culpa de su salario. Cobra menos de la mitad que Neymar, Cristiano o Messi, jugadores que él entiende que se mueven en su misma liga a nivel mediático y de rendimiento. Entiende que su ficha no está acorde con lo que marca el mercado y, aunque siempre ha mostrado su sentimiento de pertenencia por el club y por París, una oferta a la baja (o con menos mejora económica de la esperada) podría hacer que Mbappé explorase otras opciones donde sí le dieran el dinero que pide.