Editorial

sábado 7, julio 2018 • 12:00 am

Las fuertes sanciones EEUU en Nicaragua

Compartir

Estados Unidos anunció el jueves sanciones contra tres funcionarios nicaragüenses, por “abusos a los derechos humanos y corrupción”. Los tres sancionados son miembros del círculo más estrecho de la pareja gobernante, Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Se trata del director de la Policía y consuegro de Ortega, Francisco Díaz, principal ejecutor de la ola represiva junto a  Fidel Moreno, un funcionario municipal que es señalado por ser el operador de los paramilitares que junto a los policías, han asesinado a más de 300 nicaragüenses durante las protestas que iniciaron en abril. Ambos han desatado una ola de terror en la ciudadanía.

El otro sancionado es Francisco López Centeno, el principal operador de los negocios de la familia Ortega, a través de la versión nicaragüense de Alba-Petróleos y además, es el tesorero del partido sandinista.

Los primeros dos son señalados por “serios abusos a los derechos humanos contra el pueblo de Nicaragua, incluyendo asesinatos extrajudiciales”. López Centeno, por su parte, es señalado por actos de corrupción.

Seguramente vendrán nuevas sanciones hacia el regimen de Ortega y sus funcionarios, un caso aleccionador para ver lo que sucede cuando un regimen atropella la constitución, las leyes y acaba con la democracia.