Política

Las frases destacadas de Bukele en su segundo discurso ante la ONU En plena pandemia mundial por el covid-19, la Asamblea se realiza por primera vez de forma virtual.

Azucena Henríquez

martes 29, septiembre 2020 • 2:19 pm

Compartir

La segunda participación del presidente Nayib Bukele en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se realizó a través de un video pregrabado que el mandatario envió para la conmemoración del 75 aniversario de la ONU.

LEA TAMBIÉN: A un año de la selfie, Bukele se dirige hoy a Asamblea General de la ONU

De su discurso pueden destacarse varias frases, que ya están dando de qué hablar entre usuarios de redes sociales, algunos apoyando lo dicho por el mandatario y otros en desacuerdo con él. Aquí algunas de ellas:

Ya son más de un millón de muertes confirmadas en esta pandemia. Millones de sueños que se perdieron, millones de personas que han sufrido la muerte de un ser querido, millones de vidas que cambiaron para siempre”.

La mayoría de la gente no solo no verá estos discursos, sino que ni siquiera se acuerda que esta Asamblea existe o, dependiendo de su edad, nunca supo que existió”


Como lo advertí el año pasado, el mundo ya cambió y sigue cambiando cada vez más aceleradamente. Y el que no cambie, corre el riesgo de desaparecer. Hoy, el mundo es muy diferente al mundo de hace tan solo unos años”.

Gracias a los Estados Unidos, que nos ayudaron a cambiar un sistema público con 31 unidades de cuidados intensivos a uno con más de 1,000 UCIs funcionando, enviándonos 600 respiradores artificiales en un momento en donde estos escaseaban en el mundo”.

Gracias a Japón, que sin su ayuda jamás hubiéramos podido crear el hospital más grande de la región y uno de los hospitales más avanzados y más grandes contra el covid-19 en el mundo. Mi agradecimiento, para siempre. Ejemplo de sociedad para el mundo".

Hay algo malo en este mundo si millones de personas tienen una súpercomputadora en su bolsillo y los problemas siguen siendo los mismos: hambre, muertes por enfermedades curables. Si el mundo se decidiera por resolverlos, se resolverían en meses”.

Como transformamos en meses un sistema de salud inhumano y sumamente precario a estar en proceso de convertirse en uno de primer mundo, nos falta, pero nos hemos dado cuenta que si lo intentamos podemos lograr mucho más en menos de lo que nos imaginamos".

En nuestra administración hemos salvado un promedio de nueve vidas diarias, nueve familias que cada día estuvieron lamentando la muerte de un ser querido. Gracias a Dios hemos logrados eso”.