Buenos Días

Las coheterías, la tragedia recurrente de diciembre Proliferan las coheterías ilegales y muy poco se hace por controlarlas.

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 7, diciembre 2020 • 12:00 am

Compartir

Tengo que confesar que el viernes estaba pensando que este año no tendríamos explosiones de coheterías ilegales ni niños quemados. Ingenuamente pensaba que en medio de tanta crisis causada por la pandemia, la gente no tendría ánimos para eso y probablemente tampoco los fabricantes estarían operando. Además, a diferencia de otros años, no habíamos escuchado ninguna campaña preventiva de las autoridades, pero…

Ya sabemos lo que sucedió el sábado en la madrugada: dos niños murieron y otras seis personas sufrieron heridas al hacer explosión una fábrica clandestina de fuegos artificiales en Santa Ana. La cohetería ilegal del año hizo explosión. Ha sido una tragedia. Los niños sufrieron mucho en su agonía y hay un tercer menor grave. Es horrible. Entre los heridos hay dos muchachos jóvenes también.

Este es el tema de todos los diciembres. La venta libre de juegos pirotécnicos es una macabra tradición que deja niños y adultos quemados. No es solo el descuido de los adultos con los menores a los que dejan manipular la pólvora, sino también la exposición de sus propios bebés o la explotación laboral de niños y adolescentes para fabricar los cohetes, sin permisos, sin supervisión alguna ni inspecciones. Es una tragedia recurrente porque nunca se ha hecho nada por controlar las coheterías ilegales y a veces creo que ni por las legales.

Hoy lloramos a estos dos niños fallecidos y a los demás heridos, pero lamentablemente, como todos los diciembres, las tragedias se repetirán y para enero, ya los habrán olvidado.