Foto archivo DEM.

Nacionales

Las cinco condiciones que deben existir para reapertura de la economía en el país

Redacción web / DEM

martes 5, mayo 2020 • 9:42 am

Compartir

 

La empresa privada y el gobierno salvadoreño están negociando la reapertura de la economía de manera gradual a partir de la segunda quincena de mayo, en este sentido, el representante de la OPS/OMS en El Salvador, Carlos Garzón hizo cinco recomendaciones de los factores que deben tomarse en cuenta antes de reanudar la actividad.

Garzón señaló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho estas mismas sugerencias al resto de países y considera importante que estas condiciones existan en El Salvador antes que las actividades comiencen a reanudarse de forma paulatina. Advierte que si se abre “de repente” lo que ocurrirá es que se presentará un “crecimiento rapidísimo de casos y por eso debe ser gradual

El primer aspecto es que el país debe contar con capacidad hospitalaria instalada para poder garantizar el tratamiento de las personas que se contagien de COVID-19 y ante la aparición gradual de más casos. Para ello se debe contar con suficientes camas de cuidados intensivos y para hospitalizaciones, manifestó Garzón en entrrevista Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

El país también debe tener la posibilidad de rastrear casos para que cuando aparezca un positivo se puedan buscar sus contactos. Resaltó que actualmente se realizan más de 1,600 pruebas diarias, capacidad que deberá mantenerse.

El tercer factor que debe existir son los protocolos para los lugares de trabajo: “No tendría ningún sentido abrir un sitio de trabajo o abrir un colegio con 100 personas para mañana tener 50 enfermos. Es absolutamente irracional. Eso no tendría ningún sentido”, dijo.


El representante de la OMS detalló que una repatriación gradual de compatriotas también es algo importante para contener el virus en el país, debido a que estas personas vienen de países con “altísima transmisión”.

Finalmente y no menos importante, Garzón enfatizó que se requiere que la población sea responsable y se “empodere” ante esta situación.

“No hay otra manera de hacerlo, si la comunidad no asume esto como propia responsabilidad suya”, valoró.

El especialista sostuvo que el Estado debe asegurar las atenciones hospitalarias y la aplicación de las pruebas; sin embargo, la población también debe colaborar.

“Si la población se vuelca toda a la calle al primer minuto, no va haber pruebas ni capacidad de posible respuesta”, advirtió. En tanto recomendó buscar el equilibrio entre “un crecimiento de la enfermedad” que sea manejable y abrir gradualmente la economía.

Además, insistió en su llamado a la ciudadanía a colaborar para contener la situación y salir a comprar al mercado una vez a la semana y no todos los días, cuando las actividades comiencen a reanudarse.