Editorial

martes 18, mayo 2021 • 12:00 am

La valiosa labor de las enfermeras Estas profesionales de la salud, usualmente no valoradas, han sido un pilar fundamental en el combate a la pandemia.

Compartir

El pasado sábado 15 de mayo se celebró el Día de la Enfermera, un día de homenaje establecido por la Asamblea Legislativa desde 1948 para reconocer “una de las más arduas, abnegadas y nobles profesiones en provecho de la sociedad, y que los grandes beneficios que sus miembros aportan a la humanidad son dignos por eso del estímulo público de la patria”.

Las enfermeras y enfermeros siempre están en la primera fila para darnos los cuidados básicos ante una enfermedad o un accidente. Enfrentan las emergencias con temple, con compasión y cuidado.  La atención de una buena enfermera es tan importante como la mejor operación de un cirujano. No cualquiera puede ser enfermera o enfermero, se requiere de fuerza, inteligencia y compasión, cuidar de los enfermos del mundo con pasión y hacer el bien sin importar el cansancio o incluso los propios problemas personales.

“La enfermería pone al paciente en las mejores condiciones para que la naturaleza pueda sanar las heridas”, decía la enfermera y escritora británica, Florence Nightgale.

Este año de pandemia, el 20 % de los profesionales de la salud que han fallecido en El Salvador corresponde a personal de enfermería que llegó a entregar al máximo su sacrificio por sus enfermos. El personal de enfermería se expone muchas veces a sí mismos, con tal de poder salvar vidas ajenas. El personal de enfermería merece reconocimientos no solo a través de palabras y discursos, sino de mejora de sus condiciones laborales y salariales para que se sienta estimulado a seguir dedicándose a sus pacientes en estos duros tiempos para la salud pública.