Empresario hondureño rescata a víctimas de inundaciones en Choloma.

El Mundo

La sombra de Eta aún castiga a Centroamérica Guatemala y Honduras ven imposible sobreponerse de inmediato a las inundaciones y daños en la infraestructura.

Javier Maldonado

lunes 9, noviembre 2020 • 3:15 am

Compartir

Eta está lejos, pero sus daños y estragos en Centroamérica apenas y se dimensionan. El país más afectado ha sido Guatemala, donde su paso se saldó con al menos 150 desaparecidos y por ahora 30 muertes confirmadas. Socorristas y militares buscaban el sábado los cuerpos de los habitantes de una aldea indígena al norte del país que quedó bajo el lodo tras un deslave.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, informó de que los deslaves en la región norte han dejado al menos 150 muertos o desaparecidos.

Las fuertes lluvias registradas en el noreste del país han dejado decenas de comunidades inundadas y sin acceso terrestre, por ello las autoridades instalaron un puente aéreo para rescatar a los afectados y llevar ayuda humanitaria

En Honduras, las fuertes inundaciones en el norte y noroeste del territorio dejaron 23 muertos, según las autoridades.

 

Se estrella avioneta.


Al menos una persona murió en el accidente que se suscitó ayer en capital de Guatemala una avioneta que llevaba ayuda humanitaria a poblaciones afectadas por el devastador paso del ciclón Eta por el país, informó Aeronáutica Civil.

La aeronave privada cayó minutos después de despegar del aeropuerto internacional La Aurora, en la periferia de la capital guatemalteca, según un comunicado de la entidad.

El piloto de la avioneta, Juan José Rómulo Lopez, sobrevivió al accidente y la víctima mortal es posiblemente un peatón que estaba en el lugar del siniestro.

La Cruz Roja Guatemalteca informó que un helicóptero también con ayuda humanitaria aterrizó de emergencia entre los poblados Samac y Chicoj, Alta Verapaz, al norte de la capital guatemalteca, donde las lluvias no cesan.

 

Golpea a Florida.

La tormenta tropical Eta golpeaba Florida anoche y puede convertirse en huracán de categoría 1 al tocar tierra estadounidense, donde sus lluvias torrenciales y fuertes vientos producían cortes de electricidad tras azotar Cuba.

Eta abandonó Cuba en la mañana y salió al Atlántico rumbo al sur de Estados Unidos sin haber dejado víctimas en la isla, tras un paso destructivo por Centroamérica.

“Se pronostica un fortalecimiento adicional durante el próximo día y se espera que Eta se convierta en huracán a medida que se acerque o esté sobre los Cayos de Florida” hoy, escribió el Centro Nacional de Huracanes.