En las últimas semanas en El Salvador por diferentes medios de comunicación y multiplataformas se ha iniciado una que denomino campaña opositora al presidente Bukele y el gabinete de seguridad ampliado, utilizando el tema de los desaparecidos, atrás quedaron las protestas por el bitcoin, temas de la Asamblea Legislativa y otros, y la bandera son los desaparecidos.

Opinión

La revictimización con las personas desaparecidas

Ricardo Sosa / Criminólogo @jricardososa

lunes 15, noviembre 2021 • 12:00 am

Compartir

En las últimas semanas en El Salvador por diferentes medios de comunicación y multiplataformas se ha iniciado una que denomino campaña opositora al presidente Bukele y el gabinete de seguridad ampliado, utilizando el tema de los desaparecidos, atrás quedaron las protestas por el bitcoin, temas de la Asamblea Legislativa y otros, y la bandera son los desaparecidos.

Durante años he desarrollado columnas, editoriales, reportajes para  orientar, educar, presentar evidencia de mis estudios e investigaciones del tema a las y los lectores, además de proponer recomendaciones y acciones al Estado salvadoreño, lastimosamente los dos gobiernos del partido FMLN no hicieron nada, ocultaron el fenómeno delictivo criminal, porque sabían que los desaparecidos de la actualidad son una de las consecuencias del pacto con el crimen organizado y las pandillas en su primer gobierno.

Ahora muchos exfuncionarios, militantes, dirigentes y exdirigentes de esos dos gobiernos y de gobiernos anteriores se presentan en diferentes medios y redes sociales criticando, condenando, juzgando, alzando la voz por los desaparecidos. Mientras en la década anterior cobraban salarios, bonos, sobre sueldos, viáticos y otras prestaciones legales y fuera de la ley para beneficiarse económicamente, callaron, fueron cobardes e indiferentes, avalaron el pacto con los  criminales y se escondieron por temor a perder sus beneficios que les otorgaba  el  “buen vivir” que solo era para los cercanos al poder, saquearon el Estado y cometieron diferentes actos de corrupción y delitos que ahora están judicializados y otros en procesos. Algunas y algunos  se beneficiaron del trabajo y proyectos de consultoras y asesorías en diferentes organizaciones sin fines de lucro, fundaciones, asociaciones, nunca investigaron el tema, no les importó, pero ya existían desaparecidos; porque fue en los dos gobiernos del FMLN donde las pandillas y el crimen organizado le copiaron a la guerrilla del FMLN como desaparecer personas sin dejar huellas y de igual manera a los escuadrones de la muerte.

Revictimizar o doble victimización es cuando a un delito tan dañino, repugnante y de lesa humanidad se le agrega sufrimiento por parte de un sistema, instituciones, profesionales y operadores del sector justicia, medios de comunicación, periodistas, comunicadores, analistas políticos, ciudadanía en general, políticos y otros, en la actualidad estos daños psicológicos a las víctimas y sus familias lo están ejecutando y poniendo en práctica no solo ex funcionarios,  sino personas con claras y evidentes aspiraciones políticas para el año 2024 o simplemente posicionarse como opositores y ser reconocidas y reconocidos por que dicen lo que quieren y a la hora que quieran por cualquier medio, incluso utilizando los dramas humanos de cada familia que continúa en la búsqueda y en la espera de su familiar desaparecido. ¿Por que no presentan los datos completos desde el uno junio 2009?

¿Sabía usted que el partido FMLN dejó un legado de personas desaparecidas mediante denuncias en sedes fiscales a nivel nacional de más de 32,000 denuncias del 1 de enero del año 2010 al treinta y uno de mayo del año 2019?.

La erradicación del flagelo de los desaparecidos debe contar con la unidad de toda la sociedad, ya muchos años los familiares han estado solos por que se negó el fenómeno criminal en la década anterior, no es en medios de comunicación,  o en redes sociales que se ganará la batalla contra el crimen organizado, pandillas y personas particulares que también se están aprovechando para cumplir órdenes o pagar para que desaparezcan a alguien por cualquier motivo.


Seamos adultos significativos para nuestras hijas e hijos como toda la familia, mostremos interés genuino en sus problemas, expresémosles el amor y mejoremos nuestra comunicación.  El segmento más afectado sigue siendo los jóvenes 15-29 años. Las y los desparecidos nos deberían de hacer falta a toda la sociedad y nunca ser utilizados con propósitos de ataques a mis adversarios politicos.